Un proyecto comunitario en Tasmania para cultivar productos locales.

Para mucha gente, poder comprar alimentos nutritivos es cada vez más difícil con el aumento del coste de la vida.