Las provincias enfrentan el ajuste y crece el descontento por la caída en el giro de fondos

·3  min de lectura
El jefe de Gabinete de Ministros, Juan Manzur, participa en la conferencia de prensa de  la 12 Asamblea de gobernadores del Norte Grande, en la ciudad de San Salvador en la provincia de Jujuy
El jefe de Gabinete de Ministros, Juan Manzur, participa en la conferencia de prensa de la 12 Asamblea de gobernadores del Norte Grande, en la ciudad de San Salvador en la provincia de Jujuy - Créditos: @JGM

CÓRDOBA.- Los gobernadores están a la defensiva por el ajuste en las cuentas nacionales que, indefectiblemente, los alcanzará. Más allá de las discusiones por partidas generales como obras públicas o subsidios para el transporte, a muchos distritos les preocupa el recorte en los giros que van por fuera de la coparticipación y que, entre enero y agosto, registraron un crecimiento real de apenas 0,9%, con caídas desde junio. Es en ese contexto, donde los mandatarios provinciales insisten en reclamar que se les aseguren partidas.

Según el análisis de Politikon Chaco, sobre la base de los datos oficiales, Córdoba es la provincia más castigada. En la comparación interanual la baja real es de 51,4% en los primeros ocho meses del año. Le siguen Chubut, con un recorte del 43,6%, y Neuquén, con 39,8%. Del total de provincias, 11 registraron caídas reales.

La noche en que Javier Milei coincidió con los economistas estrellas del menemismo y el macrismo

En la otra punta, Tierra del Fuego se consolida como la ganadora en lo que va del año. Los fondos que recibe por esta vía crecieron 49,9% en términos reales. Al podio también se suben Tucumán, con 31,9% y Corrientes, con 30,8%.

Buenos Aires, tradicionalmente la más beneficiada, presenta un aumento real de 17,7%, quedando por debajo de Catamarca, Formosa y Santiago del Estero.

El acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) -cuyas metas de déficit serán cumplidas este año y el próximo, según ratificó el ministro de Economía, Sergio Massa- establece una restricción a estos giros que Nación le envía a las provincias por fuera de la coparticipación y que incluyen desde los envíos de Anses para financiar las 13 cajas de jubilación no transferidas a recursos para obras de menor monto como repavimentaciones, mejoras viales, urbanas y de infraestructura.

El mes pasado, contra julio, las transferencias discrecionales bajaron 2,3% en términos reales. En agosto, la peor parte se la llevaron Catamarca con una caída intermensual de 59,9%; Río Negro (44,3%) y Misiones (35,9%).

Corrientes, en cambio, marcó un alza real de 199%. Con saltos positivos importantes también quedaron ese mes Jujuy (146,1%) y Santa Cruz (127%).

Alejandro Pegoraro, titular de Politikon Chaco, repasa que estos giros muestran una tendencia a la desaceleración, incluyendo caídas importantes en algunos distritos.

En el caso de Ciudad de Buenos Aires y Provincia de Buenos Aires, plantea, todavía hay una “importante suba real” explicada, sobre todo, en los envíos para Seguridad en el caso porteño (“también crecen fuerte los de Salud”). La participación de las “obligaciones del Tesoro” en los envíos para CABA alcanza 64% en el acumulado del año

En Buenos Aires, empujan la suba los recursos destinados al Fondo de Fortalecimiento Fiscal. El distrito gobernado por Axel Kiciloff exhibe, además, un importante volumen de fondos para los municipios, “una característica que ya había mostrado a lo largo del año”.

Axel Kicillof y Verónica Magario
Axel Kicillof y Verónica Magario

Entre las “sorpresas” destaca a Corrientes con alzas impulsadas por fondos para Seguridad Social y Educación (no para obras públicas); Catamarca, Formosa y Tucumán, donde sí es significativo el flujo con destino a inversión pública.

De cara a lo que resta del año, el economista presupone que la desaceleración continuará vigente, con recortes en fondos como ATN o asistencia a provincias por parte del Ministerio del Interior, los son “dineros frescos y de libre disponibilidad”. También espera un ajuste en las partidas para obra pública y Educación (vinculado a trabajos edilicios y no al financiamiento del sistema).