Con Manzur, y en el despacho de De Pedro, se reunió por primera vez la mesa de campaña bonaerense con Kicillof, Insaurralde, Máximo y Massa

·2  min de lectura
Alberto Fernández al llegar a Casa Rosada junto a Gustavoi Béliz
Ricardo Pristupluk

Sin Santiago Cafiero y con Juan Manzur como flamante incorporación volvió la mesa de campaña. Por primera vez desde el terremoto electoral de las PASO, los principales popes del Frente de Todos mantuvieron un encuentro para analizar los números de la derrota en todo el país.

El segundo dato significativo fue que el encuentro se realizó en la Casa Rosada, hasta ahora era en la gobernación; más precisamente en el despacho del ministro del Interior, quien con su renuncia abrió una crisis política de la que el Gobierno aún pelea por salir.

En la planta baja de Balcarce 50 se reunieron el ministro coordinador, De Pedro; el gobernador bonaerense, Axel Kicillof; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el jefe del bloque oficialista en la Cámara baja, Máximo Kirchner, y fue el debut para otra de las nuevas incorporaciones: el jefe de Gabinete bonaerense, Martín Insaurralde.

La principal preocupación está centralizada en la performance electoral en la provincia de Buenos Aires, donde el Frente de Todos perdió por cinco puntos contra Juntos, boleta que encabezó Diego Santilli. Gran parte de los esfuerzos estarán volcados a convencer a la gente de que vaya a votar.

Así, la Casa Rosada se convirtió esta mañana en el epicentro de reuniones y encuentros varios. A unos 50 metros, en el primer piso, en el despacho presidencial, Alberto Fernández mantuvo una reunión de trabajo focalizada en la tensión que atraviesa el Mercosur con el canciller Santiago Cafiero; el ministro de Economía, Martín Guzmán; el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y la secretaría de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Todesca.

Los diferentes encuentros se dan en vísperas de que se comuniquen nuevos incentivos económicos de cara a las elecciones generales de noviembre y cuando se trabaja fuerte sobre el proyecto de ley de presupuesto 2022 , lo que despierta grandes diferencias al interior del Gobierno.

La campaña en vistas a las elecciones generales de noviembre próximo se reanudará este jueves y para eso se trabaja en el delineado de los últimos puntos sobre cómo enfocarla. El oficialismo viene de sufrir una dura derrota en las primarias, a lo que le siguió una crisis interna que incluyó renuncias y cambios en el gabinete.

Romina Picolotti fue condenada a tres años de prisión de ejecución condicional

Gestión, cepo a la exportación de carnes y ley agroindustrial fueron solo algunos de los temas que se tocaron en los diferentes encuentros de hoy, algunos de los cuáles todavía se siguen desarrollando, según pudo saber LA NACION. En ese escenario, y tras una primera semana en la que buscó transmitirse hiperactividad y un reordenamiento de la gestión, llegó este martes la jornada de encuentros.

La casa de Gobierno, a la que el Presidente llegó acompañado de la primera dama, Fabiola Yañez, fue hoy también sede del encuentro y la conferencia de prensa de Manzur, De Pedro, el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, y el gobernador santafesino, Omar Perotti. Allí anunciaron el refuerzo de las fuerzas federales en Rosario.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.