Provincia: así funcionan las postas de vacunación sin turno en las estaciones de trenes

·3  min de lectura
Una de las 10 postas de vacunación en la estación de San Miguel
Hernán Zenteno

Silvana, de 45, años, fue la primera en recibir una dosis de la vacuna de Sinopharm en la estación de tren Caseros de la línea San Martín, una de las diez postas de inoculación que, desde ayer, habilitó el gobierno bonaerense en estaciones de trenes.

Estudio local: Para los que tuvieron Covid, recibir una dosis de la vacuna equivaldría al esquema completo

En los puestos, que funcionan de 14 a 19, podrán recibir solo la primera dosis de la vacuna contra el Covid-19 los mayores de 35 años o los mayores de 18 años, que tengan alguna patología de riesgo. Para solicitar la aplicación hay que presentar el DNI que acredite que se reside en territorio bonaerense.

“Hay personas de 80 años, que deberían estar vacunadas desde enero, que por uno u otro motivo no pudieron asistir a su turno o no se les concedió. El objetivo de esta campaña es avanzar más rápido con las vacunaciones y llegar a aquellas personas cuya población ya obtuvo la primera dosis”, explicó Ramiro Bavastro, coordinador de la posta itinerante en la estación Caseros.

Hace más de un mes que Silvana se inscribió para vacunarse y todavía no obtuvo respuesta. “La espera es muy larga, porque sigo trabajando como empleada de limpieza y me pongo en riesgo. Me enteré de este programa y no lo dudé, vine el primer día”, afirmó.

Debajo de un gazebo blanco, dos mujeres tomaban los datos de las personas que aguardaban en la fila, para que después avanzaran hacia una sala improvisada, en la que había diez sillas. Gardenia, una de las dos enfermeras del lugar, alzó su voz para que todos la escucharan: “¿Alguna vacuna en los últimos 15 días? ¿Contacto con posibles casos? ¿Alergias?”. Todos negaron con la cabeza.

Estaban listos para recibir la primera dosis. “Casi ni se siente, es solo un momento”, dijo Silvana, la primera en recibir la vacuna.

Déborah Quiroga, de 48 años, esperaba en la entrada de la carpa a que terminaran de vacunar a su marido, Matías, que es empleado gastronómico. “Tiene 28 años, pero es asmático. Siento una felicidad bárbara. Yo me vacuné hace un mes y me cuido mucho, no voy a restaurantes, nada. Solo salgo a comprar lo necesario”, confesó. Ahora, dijo, solo resta que sea inoculado su hijo de siete años. “Va a la escuela, está en segundo grado. Es muy consciente de lo que está pasando”, dijo.

“Si ningún paciente presenta síntomas de enrojecimiento en cinco minutos, está todo tranquilo y pueden irse. Por ahora esta vacuna no está produciendo mareos ni malestar”, señaló la enfermera.

La iniciativa continuará mañana, y luego seguirá desde el lunes hasta el sábado próximos.

La intimidad de los ensayos en el país de la vacuna que podría tener anticuerpos 75 veces más poderosos

Demora

En otra de las postas ubicada en la estación San Miguel de la línea San Martín debieron empezar con la inoculación media hora tarde más tarde, por un retraso con el auto que transportaba las vacunas. A las 16, ya habían inmunizado a más de 100 personas, según informaron colaboradores de Salud del lugar.

En este punto, ingresaban de dos en dos para recibir la dosis. Del otro lado de la carpa, hay una sala en la que los vacunados aguardaban cinco minutos para comprobar que no presentaran ninguna reacción.

Nerea, una de las enfermeras, hablaba en lengua de señas con una joven embarazada de 26 años, que es hipoacúsica Le explicaba los síntomas que podría presentar: fiebre, algún dolor muscular o mareos. Su compañera señaló que tuvieron suerte de que Nerea conociera la lengua de señas y pudiera atender a la joven. “Mis papás son hipoacúsicos”, señaló la enfermera.

Ricardo, de 35 años, empleado en un gimnasio, se encontró con la posta de vacunación mientras iba a hacer un trámite. “Me inscribí hace dos semanas, pero esto es mucho más rápido”, dijo mientras esperaba su turno en el lugar.

Las postas están ubicadas en las estaciones San Isidro (línea Mitre); San Miguel, José C. Paz y Caseros (línea San Martín); Temperley, Florencio Varela y Quilmes (línea Roca); Merlo y Moreno (línea Sarmiento), y González Catán (línea Belgrano Sur).

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.