Provincia: Algunas escuelas ya informaron que no podrán empezar las clases presenciales

·4  min de lectura
Vista de un aula vacía en una escuela secundaria que reabrió solo para estudiantes en su último año en clases improvisadas en el patio en Buenos Aires, Argentina, el 13 de octubre de 2020
Vista de un aula vacía en una escuela secundaria que reabrió solo para estudiantes en su último año en clases improvisadas en el patio en Buenos Aires, Argentina, el 13 de octubre de 2020

LA PLATA.— A cinco días del inicio de clases presenciales, previsto para este 1° de marzo, en las escuelas primarias de la provincia de Buenos Aires cada vez son más los docentes y los representantes gremiales que avisan que no están dadas las condiciones para volver a las aulas.

En La Matanza, La Plata, Malvinas Argentinas, Moreno, San Fernando y Tigre hay docentes y autoridades escolares que advierten sobre la imposibilidad de comenzar las clases presenciales en escuelas públicas debido a la falta de seguridad sanitaria o por dificultades edilicias.

En muchas escuelas no están siquiera resueltas las condiciones de higiene más básicas. Faltan toallas de papel, jabón, alcohol en gel, barbijos y mascarillas, informaron los docentes.

Coronavirus. Un bebé con altísima carga viral desconcierta a los investigadores

Hay escuelas que directamente ya notificaron a sus alumnos: “La escuela no tiene ni cumple con los recursos en materia de infraestructura. No se encuentra habilitada para transitar la vuelta a clases”. Ese es el mensaje que le llegó a la comunidad educativa de la Escuela Primaria 17 de San Fernando.

En Tigre, la Escuela Ricardo Rojas ya avisó a la comunidad educativa sobre las dificultades de volver a clases.

En La Plata, la escuela 126 ya notificó a la comunidad educativa que por un severo problema con el agua solo se dictarán clases virtuales. En Gorina, a las afueras de esta capital, las autoridades de la escuela N° 92 habilitarán las escuelas tras el cambio de protocolo pero advierten que hay un inodoro cada 15 alumnos.

En Moreno, unas 30 escuelas de un total de 250 no terminaron obras o no están en condiciones edilicias de recibir a sus alumnos regularmente el lunes. “Hay dificultades en un tercio de los distritos, que tienen deficiencias en infraestructura escolar”, informó la Federación de Educadores Bonaerenses.

En tanto, desde la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires dijeron a LA NACION: “Puede haber algunas escuelas puntuales donde no empiecen las clases presenciales el lunes, por dificultades para adaptarse a los protocolos. No vamos a informar una cifra exacta porque aún se está realizando un relevamiento. No podemos detallar ahora en cuántos distritos se registran estas dificultades”.

Resistencia organizada

No es el único sindicato que advierte sobre deficiencias: el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires (SUTEBA), seccional La Matanza, la línea interna Multicolor, mantuvo ayer una reunión de delegados distritales “para enfrentar la política del gobierno de presencialidad sin las condiciones adecuadas”.

“Nos seguimos organizando para enfrentar la política del gobierno de presencialidad sin las condiciones adecuadas”, fue la consigna que difundió por redes sociales el gremio disidente con la conducción del Secretario General Roberto Baradel.

En abierta oposición a la conducción provincial de Baradel, 130 docentes de equipos de orientación escolar de La Matanza se unieron para reclamar “condiciones seguras para la vuelta a la presencialidad”.

“En consonancia con el pronunciamiento de importantes sectores de la docencia que se expresaron en asambleas y en las jornadas pedagógicas coincidimos en señalar que el Gobierno nacional, provincial y los gobiernos municipales son responsables de garantizar el derecho a la educación, destinando para ello el presupuesto necesario para infraestructura, nombramientos de auxiliares y docentes, elementos de limpieza y protección que garanticen las condiciones de seguridad e higiene para un regreso seguro a la presencialidad”, expresaron los docentes de La Matanza.

“Lejos de esta situación, los relevamientos realizados en las escuelas del distrito muestran que estos requisitos, establecidos en el plan jurisdiccional, no se cumplen”, aseguraron docentes de Suteba Multicolor.

“Se han relevado problemas de infraestructura de todo tipo y, a la fecha, no se han nombrado los docentes suplentes para reemplazar a los/as compañeros/as que se encuentran en uso de la dispensa, como así tampoco a los auxiliares que se encuentran en la misma situación, siendo que uno de los puntos sobresalientes que dispone el plan jurisdiccional, elaborado por la dirección general de escuelas, es la higienización de los establecimientos cada 90 minutos” se destacó.

“En estas condiciones la vuelta a clases presenciales implicaría un enorme riesgo no solo para los trabajadores de la educación en su conjunto sino también para los alumnos y sus familias”, se expresó desde ese gremio.

La presencialidad es una necesidad, reconocen los maestros autoconvocados en Suteba Multicolor, pero advierten: “Para que esto no implique un enorme riesgo para la sociedad en su conjunto, y particularmente para los sectores más postergados, es que señalamos: hoy no hay condiciones epidemiológicas ni de infraestructura”.

Perón. La isla que esconde los secretos de su frustrado proyecto nuclear

“Estas condiciones deben ser garantizadas por los gobiernos para poder tener un regreso seguro”, dijeron los gremios.

En La Matanza, el gremio propuso “priorizar la tarea de acercarse a cada domicilio, recoger información relevante de estudiantes con los que la escuela no ha podido sostener el vínculo pedagógico”.

“Reclamamos a las autoridades correspondientes que arbitren los medios para garantizar: condiciones de medio ambiente, trabajo, seguridad e higiene necesarias para garantizar una presencialidad segura”, agregaron.

No es el único gremio ni el único distrito donde los docentes expresaron resistencia: en Malvinas Argentinas también se registró un plenario de docentes autoconvocados para oponerse a la presencialidad.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.