La mayor provincia de Canadá ordena confinamiento por la subida de contagios

Agencia EFE
·3  min de lectura

Toronto (Canadá), 7 abr (EFE).- Ontario, la provincia más poblada de Canadá y el centro económico del país, anunció este miércoles la adopción del estado de emergencia y el confinamiento de la población ante el rápido aumento de los casos de covid-19 debido a las nuevas variantes del coronavirus.

También hoy, el Comité Asesor Nacional en Inmunización de Canadá (NACI, por sus siglas en inglés), confirmó su decisión de permitir que la segunda dosis de las vacuna contra la covid-19 se administre hasta cuatro meses después de la primera.

La controvertida decisión -Canadá es el único país del mundo que autoriza un plazo tan amplio- permitirá aumentar el número de personas en el país que reciben al menos una dosis de las vacunas.

Es la tercera vez desde marzo de 2020 que Ontario declara el estado de emergencia para intentar contener la propagación de la enfermedad. La anterior fue en enero, inmediatamente después de las fiestas navideñas.

La orden de confinamiento de la población se iniciará el jueves y durará 28 días y solo permite a los habitantes de Ontario dejar sus hogares para acudir a sus puestos de trabajo, al colegio o para realizar compras esenciales.

Las medidas adoptadas hoy por la provincia obligarán a cerrar a todos los establecimientos comerciales considerados no esenciales. Las grandes superficies comerciales podrán permanecer abiertas con la capacidad reducida al 25 % y para la venta de productos esenciales.

El primer ministro de Ontario, Doug Ford, anunció las medidas en una rueda de prensa en Toronto y justificó la decisión, que había sido reclamada desde hace días por los profesionales médicos, al señalar que "la situación es extremadamente grave y simplemente necesitamos buscar refugio, necesitamos limitar la movilidad".

Hoy, la provincia de Ontario registró 3.215 nuevos casos de covid-19 y 17 muertes. La media de casos en la provincia durante la última semana ha sido 2.987, un 29 % más que la semana anterior.

Aunque las medidas permiten que las escuelas y guarderías de la provincia sigan abiertas, Toronto, la mayor ciudad canadiense, anunció ayer el cierre de todas sus escuelas al menos durante dos semanas. Otras municipalidades de Ontario con elevados números de casos también ordenaron el cierre de los centros de educación.

El confinamiento se decreta cinco días después de que Ontario ordenase la suspensión de numerosas actividades económicas y sociales y recomendase que la población se quedase en sus hogares tanto como fuese posible.

Los expertos criticaron como insuficientes las medidas adoptadas el sábado por Ontario y en los últimos días solicitaron de forma repetida el confinamiento de la población para evitar el colapso del sistema sanitario de la provincia.

La actual tendencia de casos anticipa que para finales de abril el número de personas en las unidades de cuidados intensivos (UCI) en la provincia llegue a 800, lo que supondrá que no habrá camas libres en las UCI del territorio.

A fecha de hoy, Canadá suma 1.025.393 casos de covid-19 y 23.167 muertes. El país norteamericano ocupa el puesto número 34 en porcentaje de la población que ha recibido al menos una dosis de la vacuna, con el 15,97 %.

(c) Agencia EFE