La Provincia de Buenos Aires dio a conocer el primer estudio fuera de Rusia del impacto de la vacuna Sputnik V

·2  min de lectura
El Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires realizó un monitoreo de la efectividad de la primera dosis de Sputnik-V durante la campaña de vacunación en los partidos del AMBA
El Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires realizó un monitoreo de la efectividad de la primera dosis de Sputnik-V durante la campaña de vacunación en los partidos del AMBA

Hasta ahora solo había estudios clínicos pero, por primera vez fuera de Rusia, una investigación realizada por la Provincia de Buenos Aires muestra el impacto en la vida real de la primera dosis de la vacuna Sputnik-V. Indica una efectividad del 78,6% para evitar casos de COVID-19, del 84,7% para evitar las muertes y del 87,6% para reducir casos graves en personas de 60 a 79 años.

Sobre un total de 186.581 personas entre 60 y 79 años, el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires realizó un monitoreo de la efectividad de la primera dosis de Sputnik-V durante la campaña de vacunación en los partidos del AMBA. El objetivo principal fue comparar la proporción de infecciones confirmadas, hospitalizaciones y muertes por Covid-19 en vacunados y no vacunados, luego de los 21 días y hasta los 40 días desde la fecha de vacunación o fecha de inicio de seguimiento. Fueron incluidas las personas vacunadas desde el 29 diciembre de 2020 hasta el 21 de marzo de 2021, que no habían recibido su segunda dosis de Sputnik-V y con al menos 40 días de seguimiento. Se excluyeron las personas con antecedente registrado de infección previa por SARS-CoV-2. El estudio fue realizado por el Ministerio a partir de las bases de datos de VacunatePBA, el Sistema Nacional de Vigilancia en Salud y el Sistema de Gestión de Camas de la Provincia.

“Tsunami cerebral”. Nueva advertencia sobre efectos psiquiátricos a largo plazo en recuperados de Covid

El trabajo se realizó en la población de entre 60 y 79 años por ser el grupo priorizado en la campaña debido a su mayor riesgo de desarrollar formas graves de la enfermedad, internaciones y muerte por COVID-19. La población de 80 años o mayor fue excluida dado que a la fecha de corte ya presentaba una cobertura de vacunación superior al 95%, lo que dejaba un número insuficiente de personas inscriptas no vacunadas para efectuar comparaciones.

Fueron analizados un total de 186.581 personas. El grupo de vacunados con la primera dosis de Sputnik-V incluyó a 40.387 y el grupo de no vacunados 146.194 personas.

Las investigaciones realizadas en ensayos clínicos de fase 3 mostraban que la Sputnik-V tiene una eficacia del 91,4% con esquema completo de dos dosis, pero estos resultados no habían sido validados en la vida real fuera de Rusia como lo hace ahora este estudio de la provincia de Buenos Aires.

Según explica un comunicado del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, el monitoreo del impacto de las vacunas en la vida real es primordial e irremplazable como herramienta de evaluación de las estrategias de vacunación. “En este sentido, el presente estudio aporta datos muy relevantes que demuestran que una dosis de Sputnik-V se asocia con una disminución significativa del riesgo de contraer infección por SARS-COV-2, requerir hospitalización y/o de fallecer por Covid-19 en la población mayor de 60 años”, indica.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.