Los proveedores de cuidado infantil informal carecen de apoyo y financiamiento

·8  min de lectura
 (Getty Images)
(Getty Images)

Un martes, poco después de las 6 p.m., 10 proveedores de cuidado infantil en el norte de California se conectaron a Zoom para educarse sobre los logros de desarrollo. En algunas pantallas se asomaban niños. Otras seguían oscuras mientras Daisy Amezcua, líder de la sesión, animaba al grupo a presentarse y compartir por qué asistían.

Una participante explicó que quería refrescar su conocimiento para poder preparar mejor para el preescolar a su nieto de 4 años, a quien cuida entre semana. Otra buscaba “volver a agarrar el ritmo” ahora que sus hijos mayores son adolescentes y en la semana cuida a su hija de 17 meses, a un sobrino de casi 2 años y a una sobrina de 3. Y una tercera participante quería información para su guardería en casa, donde a diario cuida a seis niños de diversas edades.

Amezcua, directora del Centro de Niñez Temprana del Este de la Bahia YMCA, abarcó muchos de los logros de desarrollo para los niños en su presentación, desde la infancia hasta que empiezan el kínder. La experta explicó cómo pedir referidos para los niños que no estén alcanzando hitos, como caminar y hablar, y detalló lo que pueden hacer los cuidadores para estimular el desarrollo, empezando en la infancia. A esa edad, los niños son “capaces de imitar algunos movimientos y expresiones faciales”, dijo. “Si nos reímos, nos imitan y también se ríen”.

Amezcua señala que, a los 3 meses, los bebés ven lo suficientemente bien para estudiar los rostros de sus cuidadores. “Lo cual nos hace recordar lo importante que es el tiempo cara a cara”, dijo, antes de pasar a la próxima diapositiva, la cual mostraba una lista de señales de alarma en el desarrollo de los bebés.

“Si hay un estruendo… y no se sobresaltan, eso puede ser una indicación de que hay problemas auditivos”, agregó Amezcua. “Entonces se le debe prestar atención a eso”.

La reunión fue parte de un programa que ofrece BANANAS, una organización sin fines de lucro basada en California que se dedica a brindarle apoyo a los padres, familiares y otros proveedores de cuidado infantil. BANANAS ha lanzado una iniciativa diseñada específicamente para forjar lazos comunitarios y fortalecer la educación de familiares, amigos y vecinos (FFN, por sus siglas en inglés) que proveen cuidado infantil fuera de un sistema formal.

Se estima que a nivel nacional, 7 millones de niños, desde recién nacidos hasta 5 años de edad, están bajo el cuidado en casa a diario, lo cual lo hace la forma más común de cuidado infantil regular no parental. Dicha cifra incluye programas autorizados y proveedores sin licencia como amigos, familiares y vecinos. Los arreglos FFN son especialmente comunes para los niños más pequeños: más de un 33 por ciento de los bebés y niños con menos de 2 años están bajo cuidado pago o no pago que involucra a un amigo, familiar o vecino.

El cuidado FFN ofrece beneficios únicos, como más flexibilidad para los padres de familia, especialmente aquellos que viven en áreas rurales donde hay pocas opciones para el cuidado infantil. Con frecuencia, los padres muestran preferencia por familiares, amigos o vecinos que comparten su idioma, raza o cultura; casi un tercio de los niños afroamericanos bajo la edad de 6 años y un cuarto de los niños hispanos en dicho grupo están bajo cuidado regular de un familiar, según datos del 2016. A la vez, aproximadamente un quinto de los niños de raza blanca con menos de 6 años están bajo el cuidado de un familiar.

Durante la pandemia del Covid-19, dichos arreglos se volvieron aún más comunes, dicen los expertos, especialmente cuando los centros de cuidado infantil cerraron y muchos padres se vieron obligados a encontrar soluciones que pudieran brindar cuidado individual o a grupos pequeños de niños.

Sin embargo, pese a la popularidad del cuidado FFN, estos proveedores son excluidos de los sistemas de apoyo públicos y privados que ayudan a los cuidadores formales. Tampoco pueden acceder al mismo nivel de asistencia económica que los proveedores con licencia. Mientras que los proveedores de cuidado infantil familiar con licencia ganan un salario promedio de $29, 377, los cuidadores informales ganan un promedio de $7,420. Una encuesta determinó que durante la pandemia, estos proveedores necesitaban ayuda económica para costear necesidades personales y de trabajo como comida y productos de limpieza.

“Los familiares, amigos y vecinos vienen proporcionando cuidado a las familias por mucho, mucho, mucho tiempo”, dijo Kym Johnson, máxima ejecutiva y directora de BANANAS. “Y también es el grupo de proveedores que probablemente menos atención, reconocimiento y apoyo recibe porque en muchos casos es informal”.

A diferencia de los proveedores que trabajan con licencia, los proveedores FFN no necesitan guiarse por regulaciones estatales sobre el cuidado infantil ni requisitos de salud y seguridad, al menos que reciban subsidios estatales para cuidar a un niño de bajos ingresos. Tampoco se quiere que se sometan a entrenamiento formal con respecto al desarrollo infantil antes de que empiecen a cuidar niños.

“No forman parte del sistema en el que vemos subsidios o desarrollo profesional”, dijo Patricia Lozano, directora ejecutiva de Early Edge California, una organización sin fines de lucro que ofrece programas de aprendizaje temprano, incluyendo algunos que apoyan a los proveedores FFN. “Lo que estamos tratando de hacer es entender lo que necesitan y encontrar la manera de desarrollar políticas que los puedan beneficiar”.

En California, varias organizaciones están pidiendo más apoyo para los cuidadores FFN, incluyendo un aumento en los fondos destinados a proveedores domiciliarios de cuidado infantil, recursos culturalmente receptivos para los cuidadores y más formas de conectarlos con servicios comunitarios para que tengan más apoyo. Los expertos dicen que los programas dirigidos a los proveedores FFN son especialmente importantes para prevenir el aislamiento de los cuidadores y proporcionar educación sobre temas de la primera infancia.

Los programas actuales que apoyan a los proveedores FFN han redoblado sus esfuerzos en los últimos años, y han tratado de mantener su ímpetu trasladando sus reuniones en línea durante la pandemia. Visión y Compromiso (VyC), una organización sin fines de lucro basada en California que se enfoca en la salud y el bienestar de comunidades que reciben escasos recursos, ofrece un curso de cinco semanas para proveedores FFN que aborda temas como el desarrollo cerebral de los niños, RCP, nutrición, preparación para emergencias y la comunicación con los padres. BANANAS, que está basado en Oakland, le brinda apoyo adicional a los proveedores FFN. Mediante grupos de juego, la organización ofrece un espacio en el que los niños pueden interactuar entre ellos mientras un miembro del personal le ofrece a los cuidadores conversaciones guiadas y entrenamiento sobre primeros auxilios, salud, seguridad y otras preocupaciones.

Sin embargo, no siempre es fácil llegar a estos proveedores. Algunos no entienden la importancia de su labor, dijo Alejandra Reyes, directora de programas regionales de VyC. “Ellos piensan, ‘Solamente soy alguien que cuida niños, no es un trabajo de verdad, sino algo que hago en casa,’” señaló Reyes. “Otros quizás creen que se van a buscar problemas por ofrecer cuidado infantil sin licencia o están preocupados por su estatus migratorio y temen asistir a eventos en público”.

Aunque es importante brindarles apoyo a los cuidadores, los expertos involucrados en los programas FFN también consideran crucial darles a los niños que reciben cuidado bajo estos arreglos informales oportunidades para socializar. La proveedora FFN Anne Stephenson indicó que la oportunidad para que su nieto socialice es lo que la atrajo de los eventos de BANANAS. Stephenson, que fue maestra de kínder, tiene amplia experiencia con la primera infancia, pero aún así se beneficia de los eventos, desde recomendaciones de nuevos libros para leer y actividades con las que pueda captar la atención de su nieto, a quien cuida a menudo.

Estos programas, a la vez que ayudan a los proveedores, también pueden jugar un papel importante en la preparación de los niños para la escuela, dijo Samuel Limón Jr., especialista en relaciones comunitarias para el departamento de aprendizaje temprano de Fresno Unified, el cual maneja el Helm Home Center. El centro, que está afiliado con el distrito escolar local, alberga un programa de diversión y aprendizaje de horario flexible para niños entre 6 semanas y 5 años de edad. Los cuidadores FFN pueden visitar el centro para tiempo de juego estructurado. Los niños pueden explorar un salón de juegos con su cuidador, participar en tiempo de círculo, y trabajar en una actividad programada. “Una de nuestras metas principales es ofrecer una verdadera estructura a los niños, para que cuando lleguen al preescolar no sea tan impactante ni tan difícil para ellos social y emocionalmente”, dijo Limón.

El programa también ofrece una especie de biblioteca que le permite a los cuidadores tomar prestado juguetes y libros, y anima a los proveedores a plantear preguntas y preocupaciones en las sesiones para que puedan recibir guía sobre el desarrollo infantil y temas relacionados.

Alejandra Muñoz empezó a asistir a los talleres y capacitaciones de BANANAS hace año y medio y los ha hallado “inspiradores, importantes y provechosos”. Muñoz, madre de un niño de 5 años y otro de 18 que también cuida a dos niños de 3 y 6 años de edad, encontró útil los talleres de BANANAS al momento de identificar sus etapas de desarrollo y sus necesidades específicas, a la vez que ha aprendido técnicas para ayudar a los niños a sobrellevar sus sentimientos cuando están frustrados o expresan sus emociones. También sacó un beneficio personal: estrategias para relajarse cuando se siente agobiada. Y ha descubierto ideas para fomentar la creatividad en los niños que cuida. Muñoz considera que ahora tiene “más herramientas para ser una mejor cuidadora de niños y apoyarlos de una manera más eficaz, aún en sus momentos más difíciles”.

Este artículo acerca de los cuidadores informales fue producido por The Hechinger Report, una organización de noticias independiente sin fines de lucro enfocada en la desigualdad y la innovación en la educación. Lea sus otros artículos en español.

Relacionados

“Imagínense si les diéramos una oportunidad completa”: Biden lanza un plan de cuidado de niños, educación e impuestos en Virginia

Se burlan de Marjorie Taylor Greene por decir que Biden planea lavar el cerebro a los niños pagando la educación preescolar

Departamento de Educación abre investigación de derechos civiles a estados que prohíben medidas contra COVID

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.