Protestas por el veto a los bebés en el Parlamento británico

·1  min de lectura
GBRETAÑA-POLÍTICA-BEBÉS (AP)
GBRETAÑA-POLÍTICA-BEBÉS (AP)

Varios políticos británicos reclamaron el miércoles un cambio en las normas parlamentarias, después de que una legisladora fuera informada de que no podía llevar a su bebé de tres meses a la sala de la Cámara de los Comunes.

La legisladora laborista Stella Creasy dijo haber recibido una carta de las autoridades de la Cámara de los Comunes después de llevar a su hijo Pip a un debate.

Dijo que en el pasado había llevado tanto a Pip como a su hija mayor al Parlamento sin problemas, pero le dijeron que las normas habían cambiado en septiembre. Ahora se indica a los parlamentarios que “no deben ocupar sus asientos en la cámara cuando estén acompañados por sus hijos”.

Creasy dijo que la norma socava los esfuerzos por hacer la política menos hostil para las familias.

“Hay barreras para que las madres participen en la política, y creo que eso perjudica a nuestro debate político”, dijo a la BBC

El vice primer ministro, Dominic Raab, que es conservador, dijo tener “mucha empatía” por Creasy, pero señaló que la decisión era competencia de los responsables de la cámara.

“Sí creo que debemos asegurarnos de que nuestra profesión se lleva al mundo moderno, al siglo XXI, y de que permite a los padres equilibrar los empleos que tienen con el tiempo que necesiten para la familia”.

La legisladora del Partido Verde Caroline Lucas describió como “absurdo” el veto a los niños y afirmó que los bebés eran “mucho menos molestos que muchos parlamentarios que rebuznan al fondo”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.