Protestas en Perú: se agrava la crisis política con la renuncia de 13 ministros de Merino

LA NACION
·4  min de lectura

LIMA.- En medio de las protestas que comenzaron el martes en Perú, horas después de la destitución del ahora expresidente Martín Vizcarra, acusado de corrupción, y de la asunción de Manuel Merino, trece ministros presentaron sus renuncias tras conocerse que al menos dos personas fallecieron en enfrentamientos con la Policía.

De acuerdo con lo publicado por el diario La República, los titulares del Ministerio de la Mujer, de Agricultura, de Desarrollo e Inclusión Social, de Justicia, de Economía, de Cultura, de Comercio Exterior y Turismo, de Educación, de Vivienda, de Energía y Minas, de Defensa y del Interior dimitieron. Incluso lo hizo el ministro de Salud, en medio de la pandemiade coronavirus. Habían asumido el cargo hace apenas dos días.

Seguridad social informó anoche que dos hombres fallecieron por heridas de armas de fuego en la capital, Lima. Asimismo el Ministerio de Salud añadió que 63 resultaron heridos, entre ellos 19 por politraumatismos, 19 por inhalación de gases lacrimógenos y nueve por heridas de proyectil.

Las muertes ocurrieron en medio del uso de la fuerza por parte de la Policía, una práctica denunciada ya el viernes por Human Rights Watch. Los oficiales emplearon gases lacrimógenos y gases pimienta lanzados desde helicópteros para dispersar a los miles manifestantes que amenazaban con marchar hacia la sede del Congreso. La Defensoría denunció, también, la implementación indiscriminada de perdigones de goma.

En este contexto la Asociación Nacional de Periodistas indicó que entre el lunes y el jueves hubo 35 ataques a reporteros y añadió que "29 han sido perpetrados por agentes policiales y 6 por sujetos no identificados en el marco de las manifestaciones ciudadanas".

Las protestas de ayer se llevaron a cabo en las principales ciudades de los Andes y la Amazonía. En Lima más de 5000 manifestantes con mascarillas y protectores faciales llevaban carteles que decían "Merino no es mi presidente", entre otras frases. Estas marchas son las primeras tras una atenuación de los contagios de coronavirus. Perú es uno de los países con mayor número de decesos per cápita en todo el mundo y vio su economía golpeada con una recesión proyectada por el Fondo Monetario Internacional de menos 14 puntos en su Producto Bruto Interno para este año.

Crisis política

El presidente del Congreso, Luis Valdez, pidió la renuncia de Merino y añadió que la junta directiva del Parlamento se reunirá hoy para elegir un nuevo presidente del Congreso que lo reemplace a él en el cargo y, en caso de que Merino dimita, el reemplazante sería el nuevo presidente de Perú.

Por su parte el primer ministro, Antero Flores-Aráoz, dijo que el presidente no le respondía el teléfono. "Lo estoy llamando y no logro comunicarme", comentó.

Luego de darse a conocer las muertes durante las manifestaciones, dos partidos (el Frente Amplio y Alianza para el Progreso) presentaron hoy propuestas de moción de censura contra el nuevo gobierno. "Este pedido es una necesidad inaplazable dadas la gravísima crisis política que atraviesa el país derivada de nuestros propios actos, y lo menos que corresponde es actuar con la urgencia que el caso requiere", señala una de las peticiones. "El Perú se desangra y el Congreso no puede permanecer impasible a esta situación que nos interpela y exige una respuesta inmediata", concluye.

Para aprobar una moción de censura se requiere mayoría absoluta (66 votos) y de darse esta votación Merino tendría que dejar la presidencia.

Merino, de 59 años, no había realizado declaraciones públicas al momento. Más temprano descartó que las manifestaciones fueran contra su gobierno y añadió que los jóvenes protestaban contra el desempleo o por no haber culminado sus estudios. Esto ocurre "en el marco de su propia preocupación por la pérdida de trabajos, por no haber culminado sus estudios universitarios o por el caos que hemos vivido en esta pandemia", según sostuvo.

Asumió el poder el lunes luego de que el Congreso, que él dirigía, destituyera de la presidencia a Martín Vizcarra mediante una cláusula llamada "incapacidad moral permanente". Se convirtió en el tercer presidente peruano desde 2016. Su mandato concluye en julio de 2021.

Vizcarra tiene prohibido salir del país por un periodo de 18 meses y se encuentra bajo indagación de la fiscalía al ser acusado por otros investigados de recibir una coima por más de medio millón de dólares hace seis años cuando era gobernador de la región Moquegua. Él negó las acusaciones y anunció que colaborará con las pesquisas. Anoche dijo por Twitter: "Lamento profundamente las muertes ocurridas a causa de la represión de este gobierno ilegal e ilegítimo".

Agencias AP y DPA