Protestas en Myanmar: matan una chica de siete años “mientras corría hacia los brazos de su padre”

·3  min de lectura
La muerte se produjo cuando los militares irrumpieron en la casa donde vivía la familia de la niña
BBC Mundo

RANGÚN.- Una niña de siete años falleció por disparos de las fuerzas de seguridad en Myanmar, convirtiéndose en la víctima más joven hasta ahora de la represión tras el golpe militar del mes pasado.

La muerte Khin Myo Chit se produjo, según la Asociación de Asistencia para los Presos Políticos (AAPP), cuando los militares derribaron la puerta e irrumpieron en la vivienda durante una redada. El diario digital independiente Myanmar Now cita a la hermana mayor de la niña para afirmar que los soldados interrogaron al padre acerca de si toda la familia se encontraba en el hogar en ese momento.

Rusia: temor por la salud de Alexei Navalny, incomunicado con sus abogados

Cuando el hombre contestó que sí, le acusaron de mentir y uno de los militares le disparó. La bala alcanzó a la pequeña, que había buscado refugio en los brazos de su padre. “Los soldados entonces golpearon a su hermano de 19 años con las culatas de sus rifles hasta que quedó ensangrentado, y se lo llevaron”, explica el digital.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

De acuerdo con la hermana mayor de la niña, el padre no pudo impedir que se la llevaran. “Tenía a Khin Myo Chit en los brazos; los militares también querían llevársela a ella”, dijo. Otras dos personas también murieron por disparos en el mismo barrio.

La niña fue enterrada hoy bajo los ritmos musulmanes, religión que profesa su familia. Su muerte ha conmocionado a la población, que sufre la brutalidad de la represión contra las protestas desde el golpe de Estado del pasado 1 de febrero, donde fuerzas militares derrocaron a Aung San Suu Kyi, líder de ese país y galardonada con el premio Nobel de la Paz en 1991.

Las fuerzas de seguridad reprimen las manifestaciones contra el golpe militar en Yangon, Myanmar, el 28 de febrero de 2021
Sai Aung Main


Las fuerzas de seguridad reprimen las manifestaciones contra el golpe militar en Yangon, Myanmar, el 28 de febrero de 2021 (Sai Aung Main/)

La audiencia en el juicio contra Aung San Suu Kyi que debía realizarse hoy fue postergada debido a problemas de conexión a Internet. La líder depuesta permanece bajo arresto domiciliario y se le acusa de corrupción el uso ilegal de unos walkie-talkies y la violación de la ley para la lucha contra la pandemia. La audiencia fue aplazada para el 1 de abril, informó su abogado Khin Maung Zaw, a quien hasta ahora no se le ha permitido reunirse con ella.

Los cortes de internet, las detenciones, la persecución de periodistas y el cierre de medios de comunicación forman parte de las acciones de la junta militar para dificultar el acceso a la información y evitar que los manifestantes puedan coordinarse.

Myanmar: el imperio de negocios secreto que financia a los militares

Por otra parte, fue excarcelado el fotógrafo de la agencia AP, Thein Zaw, que había sido arrestado mientras cubría una de las tantas protestas contra el golpe de Estado, informó la agencia de noticias ANSA.

Desde el golpe han sido detenidas al menos 2812 personas según AAPP, de las que hoy han quedado en libertad unas 600, la mayoría de ellas estudiantes universitarios.

Agencia AP y diario El País