La Policía frena una marcha hacia Lima, mientras otras provincias se unen a la protesta

Lima, 16 ene (EFE).- Una marcha de protesta antigubernamental procedente de la región peruana de Apurímac avanzaba este lunes hacia Lima para trasladar sus manifestaciones a la capital, cuando fue detenida por la Policía Nacional, en tanto que varias provincias del norte se sumaron a un paro y bloquearon varios tramos de la carretera Panamericana.

La denominada marcha de los cuatro suyos, en alusión a los cuatro puntos cardinales del Imperio Inca, avanzó este lunes hasta la región costeña de Ica, vecina a Lima, en camiones que transportan a cientos de manifestantes que partieron el fin de semana de varias localidades de Apurímac, ubicada en los Andes.

Los manifestantes reclaman la renuncia de la presidente peruana, Dina Boluarte, el cierre del Congreso, el adelanto de las elecciones generales para este año y la convocatoria a una asamblea constituyente.

Sin embargo, la Policía Nacional les impidió el paso en la vía Los Libertadores, a la altura del distrito de Humay, en la provincia de Pisco, a poco más de dos horas de viaje por carretera hasta Lima.

En ese lugar, los agentes inspeccionaron los vehículos y llevaron a tres conductores a la comisaría más cercana para verificar sus documentos, en presencia de una representante del Ministerio Público, según reportaron los medios locales.

Uno de los manifestantes declaró al portal de La República que se están trasladando únicamente con ropa y alimentos y que la Policía les he solicitado sus documentos de identidad.

"No llevamos nada de armamento", aseguró el hombre al diario.

De acuerdo con los movilizados, otros grupos procedentes de las regiones de Arequipa, Cuzco, Puno, Huancavelica y Ayacucho viajarán igualmente a Lima en las próximas horas para unirse a la marcha de protesta que planean realizar esta semana en la capital.

PROVINCIAS DEL NORTE PARALIZAN ACTIVIDADES

Por otro lado, varias provincias de la región de La Libertad (norte) se sumaron a un paro con el bloqueo de la carretera Panamericana y un total de seis puntos de tránsito interrumpido en las localidades de Virú y Sánchez Cerro.

La prefecta de La Libertad, Carolina Velasco, informó a La República que se trasladan a la provincia de Virú para "poder identificar a estos actores y ponerles en conocimiento el delito que están cometiendo".

"Así iniciaremos las acciones de denuncias y, además, el desbloqueo", aseguró la autoridad.

Según la prensa local, un centenar de militares y otro número similar de policías preparan el desbloqueo de la Panamericana desde el distrito de Chao, donde los manifestantes lanzaron piedras y quemaron neumáticos para impedir el paso de los vehículos.

En tanto, el último reporte de la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercancías (Sutran) detalló que existen actualmente 96 puntos de tránsito interrumpido, con 18 vías nacionales afectadas en nueve regiones del país.

Durante esta jornada no se han producido enfrentamientos o actos de violencia en las marchas, pero sí se confirmó la paralización de actividades en las provincias de Chincheros y Espinar en Cuzco, Virú y Sánchez Carrión en La Libertad, y en Tambopata en la región de Madre de Dios, de acuerdo al informe de la Defensoría del Pueblo.

Las protestas han dejado 50 muertos desde diciembre pasado, así como 698 civiles heridos y 442 policías lesionados.

(c) Agencia EFE