Protestas contra Evo Morales no ceden en medio del Dakar

LA PAZ (AP) — Las protestas de trabajadores bolivianos en rechazo al recientemente aprobado código penal recrudecieron el jueves y pusieron en aprietos al presidente Evo Morales en medio del paso de Rally Dakar en la ciudad de La Paz.

Por la tarde, la policía boliviana intervino un intento de bloqueo del paso de una comitiva de automóviles y reprimió a los manifestantes con gases lacrimógenos. Además se detuvo a cinco personas, informó el subdirector de La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, el teniente coronel Douglas Uzquiano.

Esta es la quinta vez que el Rally Dakar pasa por Bolivia. El evento ha sido promovido por el presidente Evo Morales, y esta es la primera ocasión en que ocurren marchas y disturbios.

Horas antes, la Central Obrera Boliviana, que aglutina a gran parte del sector trabajador, encabezó la marcha junto con estudiantes de la universidad pública. Los manifestantes pasaron en medio de las personas que esperaban a los corredores desde la madrugada. En otras ocho de las nueve regiones también hubo movilizaciones.

“No queremos Dakar, queremos democracia”, se escuchaba gritar a los miles de trabajadores que marcharon.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, garantizó el paso de los corredores con operativos policiales. “No vamos a dejar que nada afecte al Dakar”, agregó.

En las últimas semanas las protestas fueron encabezadas por los médicos, que estuvieron más de 45 días en huelga en rechazo a un artículo del nuevo código que establecía sanciones por mala praxis. Morales finalmente cedió y ordenó derogar los artículos cuestionados, pero otros sectores comenzaron a protestar en demanda de la derogación de la norma porque alegan que está mal redactada.

Los médicos y otros sectores habían advertido con un boicot al Dakar que arrancó en Perú, pasa por Bolivia y concluirá en Argentina.

Mientras tanto, el gobernante boliviano festejaba el día del masticado de hoja de coca con cocaleros afines a su gobierno en las puertas del palacio de gobierno. Morales celebra cada 11 de enero la adhesión de Bolivia a la Convención Única de las Naciones Unidas sobre Estupefacientes de 1961. Luego recibió a los competidores.

Recientemente Morales calificó de “conspiración” las protestas contra su gobierno.

La diputada opositora Jimena Costa sostuvo que la falta de credibilidad del presidente le está pasando factura y que varios sectores ya no creen en su palabra.

El código penal fue promulgado en diciembre por el vicepresidente Álvaro García en medio de críticas por no haberlo consensuado. La norma había sido aprobada por la Asamblea Legislativa de mayoría oficialista.