Camioneros brasileños disuelven bloqueos tras provocar escasez de combustible en Minas Gerais

·2  min de lectura
IMAGEN DE ARCHIVO. Camioneros bloquean carreteras en respaldo al presidente Jair Bolsonaro, en Igarapé, Minas Gerais, Brasil

Por Roberto Samora y Gram Slattery

SAO PAULO, Brasil, 22 oct (Reuters) -Los camioneros que bloqueaban una importante refinería en el estado brasileño de Minas Gerais disolvieron la manifestación el viernes, lo que permitió que los suministros de combustible se normalizaran en el segundo estado más poblado del país.

Los manifestantes, principalmente camioneros que reparten combustible, venían exigiendo una reducción de los impuestos al diésel. Desde el jueves, bloqueaban las carreteras cercanas a la refinería REGAP cerca de la capital estatal Belo Horizonte, una acción que asustó a líderes de la industria y automovilistas y provocó que algunas estaciones de servicio en Minas Gerais se quedaran sin combustible.

En los últimos meses, los camioneros se han hecho oír cada vez más, ya que el alza del petróleo en los mercados internacionales ha hecho subir el costo del combustible en el país y ha reducido los márgenes.

Grupos de camioneros han amenazado con convocar una huelga general para la semana que viene, una medida que podría resultar perjudicial para la economía brasileña si consigue un amplio apoyo.

Una huelga de camioneros por los altos precios del combustible en 2018 paralizó la economía y destruyó el capital político que le quedaba al ya impopular gobierno de entonces, por lo que Brasilia sigue atenta a sus demandas.

El jueves por la noche, el presidente Jair Bolsonaro, que se espera que se presente a la reelección el próximo año, dijo que el gobierno entregara 400 reales (70 dólares) a los 750.000 camioneros de Brasil, para ayudar a amortiguar los impactos del alza del combustible.

Poco después, cuatro funcionarios clave del Tesoro renunciar, cuando hay señales de que el Gobierno está tratando de levantar un límite constitucional al gasto público, una medida que golpeó los mercados locales de valores y la moneda.

Hablando en Brasilia el viernes, Bolsonaro restó importancia a las preocupaciones sobre el gasto excesivo y dijo que el pago a los camioneros le costaría al gobierno menos de 4.000 millones de reales en total.

(Reporte de Roberto Samora en Sao Paulo y Gram Slattery en Río de JaneiroEditado en español por Javier López de Lérida)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.