Protestas en Cachemira al morir tres jóvenes en un tiroteo con la policía

Srinagar (India), 30 dic (EFE).- La Cachemira india vivió este miércoles protestas después de que tres jóvenes sin supuestos vínculos con la insurgencia murieran en un tiroteo con la policía, un caso que llega cuatro días después de que acusaran a un militar de matar a tres jornaleros a los que hizo pasar por terroristas.

La policía "abatió a tres insurgentes" en el área de Lawaypora, a las afueras de Srinagar, la principal ciudad de Cachemira, según declaró a Efe un portavoz de la policía, que pidió el anonimato.

Las fuerzas de seguridad se incautaron en el lugar del tiroteo de armas y municiones, añadió.

Una versión de lo sucedido que contrasta con la de los familiares y allegados de las víctimas, que se manifestaron ante una comisaría seguros de que los tres jóvenes "son inocentes y fueron asesinados en un tiroteo falso".

"¿Qué está pasando en Cachemira? ¿Es esto democracia?", lamentó ante la prensa Bashir Ahmad Ganai, el abuelo de Aijaz Maqbool, una de las víctimas, quien remarcó que ayer tomó té con su nieto y después de eso desconoce dónde lo capturaron para matarlo más tarde.

"¿Por qué matasteis a Aijaz? ¡Era solo un estudiante!", gritaban entre llantos unas mujeres frente a la comisaría.

Los familiares de los otros dos jóvenes fallecidos también defendieron su inocencia, al asegurar a la prensa durante la protesta que solo eran estudiantes y que ayer habían salido para presentar su admisión en un centro de clases particulares.

Después de la protesta ante la comisaría, la policía publicó un comunicado en el que aseguró que está investigando lo sucedido, al tiempo que defendía que, aunque "los tres terroristas asesinados" en el choque de hoy no estaban fichados como terroristas, dos tenían vínculos con ellos y el tercero se pudo haber alistado hace poco.

ANTECEDENTES

El suceso de hoy se produce solo cuatro días después de que la policía acusara formalmente en un tribunal a un capitán del Ejército indio, junto a dos de sus colaboradores, de matar en el sur de Cachemira el pasado julio a tres trabajadores fingiendo un tiroteo.

En septiembre, el ejército había emitido un comunicado también en el que admitió que el soldado se excedió en el uso de la controvertida Ley de Poderes Especiales de las Fuerzas Armadas (AFSPA).

La AFSPA da al Ejército inmunidad legal en el uso de la fuerza en caso de disturbios y le permite efectuar arrestos de sospechosos sin órdenes judiciales, aunque las tropas han sido acusadas de practicar asesinatos extrajudiciales por grupos de derechos humanos.

En 2010 una investigación policial reveló que el ejército había matado a tres civiles en un tiroteo falso en el norte de Cachemira, un suceso al que le siguieron meses de protestas en las que murieron un centenar de civiles durante los choques con las fuerzas de seguridad para contener los disturbios.

Situada a los pies del Himalaya, Cachemira es la única región india con mayoría musulmana y cuenta con un fuerte sentimiento separatista, que se ha visto exacerbado después de que Nueva Delhi decidiera abolir en agosto de 2019 la semiautonomía de la región.

Pakistán reclama su completa soberanía desde la partición del subcontinente en 1947 y su independencia del Imperio Británico, y ha sido acusado de apoyar a terroristas que atacan en territorio indio en un intento de impulsar el movimiento separatista cachemir.

(c) Agencia EFE