Protestan trabajadores del INAH en Yucatán; piden apoyos para laborar

·2  min de lectura

MÉRIDA, Yuc., abril 16 (EL UNIVERSAL).- Tal como lo habían previsto, integrantes del Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de la Secretaría de Cultura (SNDTSC) tomaron las instalaciones del INAH Yucatán para exigir que se atienda una serie de demandas interpuestas desde el año pasado, básicamente sobre sus prestaciones y medios para realizar su trabajo.

Lo más urgente es que "se cuente con un presupuesto que les permita a los trabajadores acceder a uniformes y equipo, así como a materiales de protección personal para sus labores", expresaron.

"Ya llevamos 4 años sin herramientas de trabajo. No estamos pidiendo un sobresueldo ni nada. Estamos pidiendo lo básico para trabajar, herramientas e insumos como gasolina. Por ejemplo, no tenemos sanitizante en las zonas arqueológicas", subrayó Adrián Razo, secretario del exterior del SNDTSC en la entidad.

Las oficinas del Centro INAH Yucatán fueron tomadas a la medianoche donde los trabajadores instalaron un campamento en la entrada del sitio ubicado en la colonia Gonzalo Guerrero, al norte de Mérida.

La organización sindical refirió que el déficit de presupuesto en el organismo ha generado afectaciones a los trabajadores, quienes han visto mermados sus derechos laborales, además de que tampoco les han permitido acceder a promociones por grado académico, un derecho que estos tienen por contrato.

Durante la protesta se establecerá una mesa de diálogo en la que participará la dirigencia nacional del sindicato y directivos del INAH.

Los manifestantes señalaron que existe la consigna de cerrar zonas arqueológicas, aunque se buscaría una alternativa para los visitantes ya que no se trata de perjudicar al turismo nacional "No queremos llegar a ese punto del cierre de zonas arqueológicas como Chichén Itzá, Uxmal y Dzibilchaltún. Entendemos y somos conscientes de la afectación al turismo local y extranjero. Se están elaborando tácticas que posiblemente puedan salvar a los visitantes de esta movilización nacional", explicó el entrevistado.

La dirigencia sindical advirtió que de no haber un acuerdo con el INAH se continuará con la manifestación en las oficinas de la dependencia federal, así como el eventual cierre de los sitios arqueológicos y museos.