Protestan por tercer día en Cuernavaca por falta de agua potable

·2  min de lectura

CUERNAVACA, Mor., marzo 26 (EL UNIVERSAL).- El gobierno municipal de Cuernavaca enfrentó una nueva manifestación de colonos por la falta de agua potable en la parte norte de la ciudad.

A lo largo de esta semana las autoridades del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (Sapac), han sido encarados por las familias que cierran el Paso Exprés, importantes arterias viales, además de concentraciones en dependencias municipales.

El alcalde Antonio Villalobos Adán pidió tranquilidad a la población, y subrayó que la carestía de agua se debe a las deudas con la CFE que dejaron las últimas administraciones.

Hoy fueron habitantes de la colonia Maravillas quienes bloquearon calles y avenidas en la zona norte del municipio a falta de agua potable, pero ayer se manifestaron colonos en el paso exprés y la avenida Vicente Guerrero.

El coordinador General del Sistema del Sapac, Juan Anguiano Ortiz, informó que por la tarde lograron llegar a un acuerdo con los manifestantes mediante el abasto de agua a través de pipas para atender a las ocho mil familias, y durante la noche se reanudó el servicio del agua potable para las familias de la parte norte de Cuernavaca.

Desde el miércoles comenzaron las manifestaciones por vecinos de la colonia Tlatepexco, norte de Cuernavaca, y durante más de cinco horas impidieron el tráfico vial para exigir el suministro de agua potable.

Desde las 9:30 horas, los vecinos afectados colocaron llantas y piedras en la avenida Domingo Díez a la altura de la 24 Zona Militar para exigir a las autoridades del Sapac, dependiente del Ayuntamiento de Cuernavaca, una respuesta.

Ante la omisión de las autoridades se trasladaron a la carretera federal Cuernavaca- Tepoztlán, a la altura de la Paloma de la Paz y el entronque hacia Acapulco, y denunciaron la ausencia de agua desde hace dos semanas.

La dirección del Sapac informó que sostuvieron una reunión con las autoridades de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), para llegar a un consenso y reanudar el servicio de energía eléctrica en los pozos donde se suspendió el servicio.

La directora general del SAPAC, Jennifer Negrete Contreras indicó que durante una larga reunión acordaron reducir el adeudo histórico que se tiene con la paraestatal.

El presidente municipal Antonio Villalobos Adán pidió tranquilidad a los colonos y dijo que el Sapac arrastra un adeudo de 140 millones de pesos con la CFE, generado las últimas administraciones.