Protestan y queman muñecos con el rostro del gobernador

·4  min de lectura

CANCÚN, QR., noviembre 13 (EL UNIVERSAL).- Un par de muñecos con la foto del gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, y del exsecretario estatal de Seguridad Pública, Alberto Capella Ibarra, fueron quemados al pie del Palacio de Gobierno como parte de una serie de protestas realizadas en Chetumal.

Una de las manifestaciones fue convocada por Carlos Mimenza, exprecandidato independiente a la presidencia de la República que, en el pasado, se proclamó líder de las autodefensas en la entidad.

Mimenza y una activista, que se identificó como Lorena Moreno, pidieron que se inicie juicio político contra el mandatario y contra Capella, este último separado del cargo a raíz de que policías municipales en Cancún disuadieron a balazos una protesta ciudadana el 9 de noviembre pasado.

Carlos Mimenza, quien fue declarado culpable de ataques a la Libertad de Expresión contra un comunicador el 13 de marzo del 2019, aseguró haber pagado seis autobuses con gente proveniente de Cancún y Playa del Carmen para participar en la protesta de este viernes.

Indicó que otros seis autobuses fueron costeados por alguien más, que no identificó, y advirtió que más de 500 personas rodearían el Congreso y el Palacio de Gobierno. Sin embargo, sus actividades fueron suspendidas previamente, toda vez que el político convocante advirtió desde el 10 de noviembre que realizaría la protesta.

"Habíamos emplazado a los diputados para que hoy den una respuesta sobre el cese inmediato de Alberto Capella y que se le finquen responsabilidades. El señor Capella ha desaparecido millones de pesos del erario público que se le entregaron para formar un C4, un C5 y, hasta el día de hoy, todo ese dinero está desaparecido.

"No queremos el cese, queremos que Capella se quede en Quintana Roo y cumpla una sentencia de delincuencia organizada y asesinatos, desvío de fondos y todos los asuntos jurídicos que se le vayan acumulando", dijo, y acusó al gobernador de protegerlo.

El también empresario, que se dijo indignado por los feminicidios y la violencia contra la mujer, abandonó la protesta porque —aseguró— estaba citado a una audiencia virtual de vinculación a proceso, derivada de la denuncia por extorsión en agravio de una ciudadana. Descalificó a su denunciante, mofándose de ella, ventilando su vida privada y ligándola con el gobernador

"Por lo tanto yo me tengo que retirar, pero se va a quedar aquí alguna persona que tome el control, los líderes, 'El Indio Blanco' puede comenzar a dirigir a la gente", expresó, pero permaneció en el sitio.

En paralelo, a metros del Palacio de Gobierno, la activista Lorena Moreno incitó a la gente presente a golpear y quemar un par de muñecos de borra, a los que colocaron las fotos del gobernador y del exjefe policiaco.

Moreno se proclamó contra las desapariciones, contra las omisiones de las instituciones, pidió el cese del fiscal Oscar Montes de Oca y exigió justicia para las y los deudos de las víctimas de la violencia feminicida.

Por el Movimiento Nacional por la Seguridad y la Procuración de Justicia, un hombre dijo que se unía a la exigencia para que se proceda en contra de Joaquín González e incluso de la alcaldesa de Cancún, Mara Lezama, a quienes exigió su renuncia.

Entre la gente que fue llevada por Mimenza o que llegó a protestar por voluntad propia, había madres de familia, quienes declararon que sus hijas o hijos desaparecieron sin que la Fiscalía General o alguna otra autoridad dé seguimiento al caso.

Llorando, una madre dio testimonio a la prensa de cómo su hijo, Jorge Armando, de 22 años fue privado ilegalmente de la libertad desde febrero pasado, cuando estaba con otra joven en una discoteca de Cancún, a quien también se llevaron.

"Hemos tocado muchas puertas y nadie nos ayuda. La policía no nos dice nada; en la Fiscalía, que están investigando, haciendo averiguaciones, hay cámaras, gente que se lo llevó, pero no actúan (…)

"La gente tiene miedo, no quiere hablar porque dicen que todo esto es parte del gobierno y la misma policía está involucrada; hay mucha extorsión. Hay mucha gente en Cancún desaparecida y que los matan. Queremos justicia para nuestros hijos", expresó.

Se desmarca Red Feminista de protestas con fines políticos

Conformada por 23 organizaciones de la sociedad civil, la Red Feminista se deslindó de las protestas convocadas por actores políticos, al considerar que intentan apropiarse de las demandas genuinas de las víctimas de la violencia feminicida.

"Queremos aclarar que no pertenecemos a ningún partido político y nos deslindamos de los grupos arribistas que han querido utilizar nuestra lucha para sus propios beneficios", informaron. Y subrayaron que desde el 10 de noviembre anunciaron que suspendían cualquier manifestación, al no haber condiciones de seguridad para las propias activistas y la ciudadanía participante.

Aunque señalaron que se solidarizaban con quienes decidieran manifestarse más allá de los actos convocados por la Red, aclararon que no avalan las convocatorias hechas por actores políticos.