Protestan en Panamá para exigir la reapertura del puerto de la mayor mina de Centroamérica

Trabajadores de la mina más grande de América Central se manifestaron el miércoles en Panamá para pedir la reapertura del puerto de la explotación, cuyas operaciones están paralizadas por una disputa sobre impuestos y regalías.

El cese de actividades de la mina Cobre Panamá y de su puerto adyacente, situados en la costa caribeña del país y operados por el gigante minero canadiense First Quantum Minerals, amenaza con dejar sin empleo a unos 8.000 trabajadores directos y contratistas.

"Estamos pidiéndole de manera pacífica a la Autoridad Marítima de Panamá que nos permita seguir trabajando. ¿Cómo? abriendo las operaciones del puerto", dijo a la AFP el trabajador John Barrera.

Alzando pancartas y golpeando cacerolas, un centenar de empleados de la minera se congregó frente a la sede de la Autoridad Marítima, en la capital panameña, para exigir que permita operar de nuevo el puerto Punta Rincón, a través del cual se exportaban unas 300.000 toneladas de concentrado de cobre al año.

"Sabemos que la negociación [entre el gobierno y la compañía] puede seguir, pero ¿por qué tiene que ser a costillas de los trabajadores?", expresó Barrera.

La orden de suspender las operaciones de la mina (el 15 de diciembre) y el cierre del puerto (el 3 de febrero) son parte de una prolongada disputa entre First Quantum y el gobierno del presidente Laurentino Cortizo.

Desde hace un año ambas partes llevan a cabo negociaciones sobre un nuevo contrato, pero se han estancado en el tema de cuánto debe pagar la empresa a Panamá.

El gobierno de Cortizo exige que el nuevo acuerdo multiplique por 10 las regalías pagadas en el contrato anterior. Como el desenlace del conflicto es incierto, los trabajadores de la minera temen perder sus empleos.

La gigantesca mina a cielo abierto, situada a 240 km de la capital, es considerada la mayor inversión privada en la historia de Panamá: aporta el 4% del PIB y el 75% de los ingresos por exportaciones.

El martes, el ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral informó que "rechazó de plano" una "solicitud de suspensión" de los contratos de más de 4.000 trabajadores propuesta por la minera.

bur-fj/jjr/ag