Protestan en oficinas de la CFE por falta de servicio y cobros altos

·2  min de lectura

MÉRIDA, Yuc., abril 22 (EL UNIVERSAL).- Usuarios de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) protestaron a las puertas de las oficinas de la paraestatal, que se ubica en la calle 58 por 56 y 59 en el centro de la ciudad, no solo por los constantes "apagones" en el servicio sino porque en algunos casos "nos acusan de robarse luz y quieren cobrarnos enormes cantidades", denunciaron.

Los inconformes, la mayoría de los cuales viven en la zona sur de la ciudad de Mérida, señalaron que además de los constantes apagones que tienen que sufrir, ahora aseguran que la CFE los acusa de robarse la luz por lo cual les está cobrando fuertes cantidades de dinero no solo en sus recibos sino que además con amenazas de "veto" del predio para que no puedan volver a tener la energía eléctrica.

Y aunque no les han cortado la electricidad, señalaron que la CFE les está exigiendo el pago de 15 mil pesos no obstante que nunca han dejado de pagar desde hace seis años, pero ahora temen que la paraestatal sí les corte el servicio.

Aseguran que son cerca de 500 familias de la colonia Emiliano Zapata Sur III las que demandan se regule el cobro de la CFE y que su servicio se regularice.

Hay que recordar que el lunes 19 y martes 20 de abril varias zonas de Mérida se quedaron sin luz por más de 40 horas, luego de la tormenta y lluvia que afectó la ciudad la tarde del pasado domingo.

Los "apagones" y la oscuridad en las colonias es una "situación desesperante", pues se sumó a los constantes apagones que se han registrado por las altas temperaturas y que rebasaron la capacidad de respuesta de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

A través de las redes sociales se informó que usuarios de la CFE cerraron calles, incluso en una zona de San José Tecoh vecinos retuvieron a unos trabajadores de la CFE que acudieron a reparar el desperfecto, pero al ver que era "complicado" decidieron retirarse, pero no lo permitieron.

En Facebook, la queja recurrente es que los números de la CFE no contestan la línea telefónica para poder levantar los reportes de falta del suministro eléctrico.

Todo esto, en medio de elevadas temperaturas en Mérida y el interior del estado que son de 37, 39 y hasta 41 grados celsius.