Protestan por feminicidio de joven en Neza

·3  min de lectura

NEZAHUALCÓYOTL, Méx., abril 6 (EL UNIVERSAL).- Familiares y amigos de Andrea, una joven de 21 años de edad, quien fue encontrada sin vida en la habitación de un hotel de Ciudad Neza el pasado 29 de marzo, realizaron una protesta frente a los Juzgados de Control y Juicios Orales y de Ejecución de Sentencias, para exigir a las autoridades judiciales que se aplique todo el peso de la ley contra el presunto feminicida.

Los inconformes gritaron consignas y exhibieron pancartas para que Bryan "N", pareja sentimental de la víctima y acusado de ser el presunto responsable de su muerte, no sea dejado en libertad, pues los seres queridos y compañeros de Andrea temen que eso pueda ocurrir.

La protesta fue encabezada por Ángela, la madre de Andrea, quien clamó justicia por su hija.

Después de la manifestación de hoy, a la madre de Andrea le informaron que durante la audiencia que se llevó a cabo este martes, un juez del Distrito Judicial de Nezahualcóyotl lo vinculó a proceso por su presunta participación en el crimen y dijo un plazo de 60 días para la aportación de pruebas.

Andrea y su novio Bryan fueron a la fiesta de una de sus amigas el sábado 27 de marzo, pero ella ya no regresó a su casa. Alrededor de las 3 de la madrugada del domingo 28 salieron del festejo. Esa fue la última vez que la vieron con vida.

Desesperada su familia y amigos iniciaron su búsqueda a la que se sumó el propio Bryan, quien el lunes 29 de marzo acompañó a la mamá de su novia al Ministerio Público para denunciar su desaparición y que se emitiera la Alerta Ámber.

Esa tarde personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México se comunicó con Ángela para informarle que habían encontrado en un cuarto del hotel Rey Poeta, ubicado sobre la avenida Adolfo López Mateos, en el límite con la alcaldía de Iztapalapa, un cuerpo de una mujer con las características de Andrea.

Ángela contó que no le dejaron ver el cuerpo de la víctima, solo le enseñaron fotografías. Al ver esas imágenes comprobó que se trataba de su hija.

Las autoridades ministeriales mexiquenses citaron a Bryan para que declarara, pero no se presentó. Según la madre de Andrea, agentes de la Fiscalía tuvieron que ir por él porque era el principal sospechoso de su muerte, pues fue la última persona con la que estuvo.

La madre de la joven ya tenía antecedentes de que Bryan trataba de manera violenta a su hija, a la que le dijo que presentara una denuncia en su contra por las agresiones que sufría, pero se negó.

Andrea fue sepultada el 31 de marzo, después de varios trámites burocráticos que tuvo que realizar su familia ante la FGJEM.

Las videocámaras instaladas en el hotel captaron que Andrea y Bryan ingresaron al inmueble a las 3: 45 horas del domingo 28 de marzo y alrededor de las 6 horas Bryan salió solo.

Horas más tarde, personal de limpieza al ingresar a la habitación encontró el cadáver de la muchacha.

Colectivos feministas apoyaron a la madre de de Andrea para que su caso no quede impune. El sábado pasado efectuaron una marcha por calles de Ciudad Neza que culminó frente al penal, donde fue recluido el novio de la joven, para exigir que no lo dejaran en libertad.