Protestan en escuela de Ciudad Valles por abandono de obras

SAN LUIS POTOSÍ, SLP., enero 18 (EL UNIVERSAL).- Un grupo de padres de familia, junto con sus hijos, realizaron una serie de protestas en las instalaciones de la escuela primaria pública Club 20-30 ubicada en el municipio de Ciudad Valles, en la Huasteca potosina, para exigir el arranque de obras prometidas para este centro escolar.

Los menores de edad afectados por la falta de servicios básicos en este plantel educativo expusieron que sus baños "huelen mal" siempre, incluso prefieren aguantarse todo el día para no usarlos.

"No podemos mandarlos a la escuela con unos baños insalubres… se hizo un arranque de obra sin tener el dinero, entonces cómo es eso, y aparte yo creo que el dinero se lo gastó en las fiestas, dice que 'bailes gratis' el gobernador y aquí está la respuesta al gobernador… 'son nuestros hijos los que no están teniendo esa calidad en la educación que tanto se dice y se difunde'", expuso molesto un padre de familia.

Prometen obras

Los padres y madres de familia explicaron que en agosto del 2022 se tenía un presupuesto destinado para la construcción de un baño, una barda y obra para contar con el suministro de agua, incluso se simuló el inicio de estas obras, pero a la fecha no han visto avance, por lo que decidieron manifestarse.

Los padres de los estudiantes afectados amagaron con que no se van a retirar "hasta no ver albañiles trabajando en nuestra escuela, con el presupuesto prometido del año pasado". Detallaron que este día hubo un acercamiento y diálogo con Juan Carlos Torres Cedillo, titular de la Secretaria de Educación del Gobierno de Estado (SEGE), pero "no hay ningún avance".

Y agregaron: "De hecho, retrocedemos porque nos dice que tenemos que esperar el nuevo presupuesto que llegará en el mes de marzo”, lamentaron. Además, los padres de familia puntualizaron que durante el diálogo sostenido con el titular de SEGE se les anunció que el recurso vendría "recortado", cuando el compromiso inicial fue de 6.5 millones de pesos, pero ahora se enteran que será de 4.2 millones.

El centro escolar atiende aproximadamente a 250 alumnos, sólo tiene dos baños que carecen del suministro de agua y alcantarillado, además de que la escuela carece de bardas, según denuncian los padres.