Protestan en Ciudad de México contra legislación de vientres de alquiler

Ciudad de México, 15 feb (EFE).- Colectivas feministas protestaron este martes en la Ciudad de México contra la iniciativa que pretende reconocer la maternidad subrogada como un derecho y regularla como una práctica médica sin fines de lucro.

Ataviadas con el disfraz de las protagonista de la distópica obra "El Cuento de la Criada" y lanzando consignas como “somos mujeres no incubadoras”, “la prostitución no es trabajo es explotación” y “no a los vientres de alquiler”, una veintena de mujeres se congregaron en las inmediaciones del Congreso capitalino en donde diputados mexicanos discutirán próximamente estas iniciativas.

"Las iniciativas presentadas en la Cámara de Diputados son violatorias de derechos humanos, ya que nos consideran mercancía", expresó durante la protesta Patricia Olamendi, abogada especializada en temas de género.

Recordó que esta práctica que está prohibida en el mundo atenta contra la dignidad humana y "convierte al país en un país de venta de niños", precisó.

Las iniciativas en el Congreso, presentadas por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el de Regeneración Nacional (Morena) reconocen la maternidad subrogada, también conocida como “vientres de alquiler”, como una práctica médica para procrear en la que una mujer gesta el embrión de otra pareja o de una persona sola y después del parto lo entrega a los padres biológicos.

De acuerdo con los promotores de la iniciativa, esta ley busca responder al problema de la infertilidad y garantizar el derecho de todas las parejas e individuos a decidir libre y responsablemente el número de hijos, por medio de la maternidad subrogada y la reproducción humana asistida in vitro.

Sin embargo, las activistas advirtieron que esto no solo pone en riesgo a la madre que, entre otras cosas, puede padecer problemas de salud, sino que también promueve prácticas delictivas como trata de personas y afecta a las mujeres que alquilan sus vientres pues, en ocasiones, se paga menos de lo acordado para este proceso de gestación.

"Hay asociaciones internacionales que están comprando espacios de las mujeres, les están alquilando los vientres por el 10 % de lo que ellos realmente cobran pero ya son asociaciones internacionales y obviamente están violentando el derecho a nosotras", dijo a Efe la activista Marta Gómez.

En junio de 2021 grupos feministas también se manifestaron en contra de esta técnica de reproducción cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) discutió la constitucionalidad del Código Civil de Tabasco, estado del sureste del país que en 1997 se convirtió en el primero en legalizar la práctica, que solo se permite también en Sinaloa, en el noroeste, desde 2013

Sin embargo, la SCJN invalidó disposiciones que consideró discriminatorias como los supuestos en que las mujeres gestantes pueden solicitar la custodia; exigir el consentimiento de la pareja de la gestante para firmar un contrato de maternidad subrogada y excluir a personas solteras o parejas del mismo sexo como contratantes del servicio.

Keith López, miembro del colectivo feminista Asteria, recordó que la maternidad subrogada está legislada en estados como Tabasco, Sinaloa y Jalisco, aunque en muchos de ellos "se está legislando a favor, de una manera muy rápida e irresponsable".

Las activistas pidieron que los diputados capitalinos se opongan a aprobar estas iniciativas pues acusaron que con ello "quieren volver a México un callejón de almas perdidas".

(c) Agencia EFE