Protestan con antimonumenta contra feminicidios en Oaxaca

·4  min de lectura

OAXACA, Oax., noviembre 25 (EL UNIVERSAL).- En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, activistas, colectivas, madres de víctimas de feminicidio, víctimas de violencia, profesionistas, asociaciones civiles y mujeres autónomas llevaron a cabo una jornada de protesta pacífica en distintas ciudades de Oaxaca, para exigir el cese a la violencia contra las mujeres.

Los nombres de María del Sol, Hilaria, Ingrid, así como de otras 571 mujeres asesinadas de manera violenta en Oaxaca en lo que va de la presente administración, de acuerdo con el conteo que realizan asociaciones dedicadas a la defensa de los derechos de las mujeres, resonaron en las consignas de las activistas e integrantes de la sociedad civil, que exigen: "ni una asesinada más". Las mujeres salieron a las calles este 25 de noviembre en la ciudad de Oaxaca, región Valles Centrales; así como en Juchitán, Santo Domingo Tehuantepec y Matías Romero, en la región Istmo de Tehuantepec. "Hemos salido al espacio público, a las calles para seguir haciendo historia, historia marcada por miles de feminicidios, violencia sexual y desapariciones de hermanas", expusieron las manifestantes que protestaron en la capital de la entidad.

Las activistas develaron la Monumenta contra el Feminicidio y la Violencia Feminicida en Oaxaca, como una forma de visibilizar la violencia contra las mujeres y "la complicidad" que ejercen las autoridades al no accionar con debida diligencia. Esta escultura también ha sido colocada en la Ciudad de México, Jalisco, Morelia, entre otros. En la ciudad de Tehuantepec, en donde se llevó a cabo una marcha del silencio, al término de ésta las activistas colocaron un moño alusivo a la fecha, así como un módulo de información frente al parque central para brindar apoyo a las mujeres que lo necesiten.

En Matías Romero, el presidente municipal Manuel Solana Morales y parte del Cabildo encabezaron una caminata conmemorativa. En su mensaje, el edil convocó a mantener una vida en armonía; convocó a las mujeres a buscar ayuda, orientación y asesoría para salir del círculo de la violencia y precisó que la violencia de género se castiga con cárcel. Mientras que en Juchitán, la organización Mujeres 8 de Marzo realizó una concentración en el monumento a la Mujer de las Iguanas, y desde ahí marcharon.

En la ciudad de Oaxaca, las oaxaqueñas señalaron que la impunidad prevalece: "nosotras estamos construyendo nuestras maneras de cuidarnos, sanarnos y acompañarnos ante la pérdida de nuestras hermanas asesinadas, ante la ausencia de nuestras hermanas desaparecidas, ante las violencias cotidianas. Transformamos el dolor en dignidad, la tristeza en rebeldía y la impotencia en esperanza".

La alerta de violencia de género (AVG) activada en 40 municipios del estado desde agosto de 2018 "ha sido implementada mediante la simulación", señalaron las manifestantes en la capital del estado; de ahí el alto número de muertes violentas en casi cinco años del presente sexenio, de los cuales, en la mayoría de los casos, "no hay justicia ni verdad, pues el sistema encargado de procurarla e impartirla ha fallado", afirmaron. A esta cifra se suman las mil 484 mujeres que consideran como desaparecidas, cuyas investigaciones no avanzan.

Ante ello, demandaron al gobernador Alejandro Murat; al fiscal General Arturo Peimbert Calvo; a Juan Carlos Marquez Heine, titular de los Servicios de Salud de Oaxaca; a Ana Vásquez Colmenares, titular de la Secretaría de la Mujer Oaxaqueña; a Oswaldo Garcia Jarquin, Presidente municipal de Oaxaca de Juárez; a Nallely Hernández García, titular de la Secretaría de los Pueblos Indígenas y Afromexicanos y al Congreso del Estado, acciones concretas contra la violencia de género y ejercicio pleno de los derechos fundamentales para niñas y mujeres.

"Oaxaca ocupa el cuarto lugar a nivel nacional por abuso sexual infantil, perpetrado principalmente por abuelos, padrastros, tios, padres biológicos y primos, situación que se ha agravado a raíz de la pandemia originada por el Covid-19, porque el hogar se ha convertido en el lugar más inseguro para niñas y mujeres. La violencia sexual representa un problema legal, pero también visibiliza una violencia sistémica, institucional y simbólica", expusieron. "Exigimos la presentación con vida de nuestras hermanas desaparecidas. Exigimos justicia y no más impunidad ante los feminicidios. No nos cansaremos hasta que todas las mujeres y niñas del estado tengamos una vida libre de violencia. ¡Por nuestra dignidad y justicia!", finalizaron.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.