Gran protesta en Turquía contra la cadena perpetua al activista Kavala

Estambul, 26 abr (EFE).- Varias miles de personas se manifestaron este martes en una docena de ciudades de Turquía contra la cadena perpetua impuesta ayer al activista y empresario Osman Kavala y las largas penas de cárcel a otros siete intelectuales, acusados de instigar las protestas antigubernamentales de 2013.

La más numerosa de las protestas tuvo lugar en Estambul, donde unas 1.500 personas se congregaron cerca de plaza de Taksim, epicentro de las masivas protestas populares de 2013 que sacudieron el Gobierno del entonces primer ministro, y hoy presidente, Recep Tayyip Erdogan.

Las protestas fueron convocadas por organizaciones profesionales, como el Colegio de Médicos y el de Arquitectos, y sindicales.

Los manifestantes llevaban pancartas con retratos de ocho personas fallecidas durante aquellas protestas y coreaban los lemas de la revuelta, como "En todas partes resistencia", "Contra el fascismo, hombro con hombro".

También hubo numerosos gritos para exigir la dimisión del Gobierno y "Fuera AKP", en referencia al partido islamista de Erdogan, que rige Turquía desde 2002.

FARSA DE JUICIO

Los manifestantes mostraron así su indignación por la sentencia de ayer que condenó a cadena perpetua a Osman Kavala, un empresario filántropo que llevaba años financiando actividades culturales y de la sociedad civil, bajo la acusación de "intento de derrocar al Gobierno" mediante la instigación de las protestas de 2013.

Junto a Kavala fueron condenados a 18 años de cárcel siete conocidos intelectuales turcos, entre ellos cineastas, académicos y juristas.

El equipo defensor subrayó durante el juicio que la Fiscalía no había aportado una solo prueba de un delito concreto cometido.

Además, la rápida expansión por todo el país de unas protestas antigubernamentales que habían empezado como una modesta sentada de ecologistas contrarios a la conversión del parque urbano de Gezi, en Estambul, en un centro comercial demuestra que se trató de un movimiento popular espontáneo.

Aunque los acusados participaron en las protestas, su papel en ellas no fue distinto al de otras decenas de miles de personas, argumentaron.

VENGANZA POLÍTICA

"Han absuelto dos veces a Kavala y ahora lo han condenado sin ninguna base legal. Es una condena puramente política, una venganza por parte del AKP", declaró a Efe en la manifestación un joven que dijo llamarse Baris.

"Una condena que llega casi diez años después de las protestas... Es una demostración de fuerza del AKP que quiere así ocultar lo mucho que se ha debilitado ya", opinó su amiga Lal.

Con apenas 22 años, los dos son demasiado jóvenes como para haber participado en las protestas de Gezi, pero sí conocen bien aquel estallido de la sociedad civil turca porque allí estuvieron sus padres y sus hermanos mayores.

Numerosas figuras de la oposición turca, artistas y defensores de los derechos humanos han protestado contra la sentencia a Kavala y a los otros siete intelectuales, al igual que organismos internacionales, el Gobierno de Estados Unidos y de países europeos.

Incluso el expresidente turco Abdullah Gül, que fue jefe del Estado durante las protestas de Gezi y fue, junto a Erdogan, uno de los fundadores del AKP, rompió hoy su habitual silencio para protestar contra la sentencia.

"La decisión sobre Kavala y sus amigos ha herido profundamente a la conciencia pública. A mí también me entristeció. En el futuro, se hablará de este caso como un juicio vergonzoso en lo que respecta al proceso judicial" señaló Gül.

CARGA PARA TURQUÍA

Gül, distanciado de Erdogan y del AKP desde hace tiempo, dijo que la sentencia de ayer es una "pesada carga para Turquía" y llega en un momento en el que los derechos humanos y la justicia en Turquía "ya estaban siendo cuestionados".

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ya había pedido con anterioridad la liberación de Kavala por falta de sospechas razonables de que haya cometido algún delito.

En febrero pasado, el Consejo de Europa dio un paso más para sancionar a Turquía por no liberar al empresario, y pidió al TEDH que reexaminara el caso.

Además de Estambul, también Ankara, Esmirna, Bursa, Antalya y otra decena de ciudades fueron escenario de protestas hoy, aunque más pequeñas que la de Estambul.

La manifestación de Estambul tuvo lugar entre fuertes medidas policiales y terminó de forma pacífica, pero poco después los agentes antidisturbios intervinieron contra grupos de activistas reunidos en otras calles del barrio y practicaron varias detenciones.

El Gobierno turco lleva años prohibiendo todas las manifestaciones antigubernamentales en Estambul, aunque a veces toleran congregaciones menores, si no afectan a las principales calles y plazas de la ciudad.

Ilya U. Topper

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.