Protesta de médicos polacos amenaza con dificultar funcionamiento hospitales

nt/nl/emm

Varsovia, 3 ene (EFE).- Miles de médicos se niegan a trabajar horas extra en los hospitales de Polonia, lo que amenaza con dificultar el funcionamiento normal de los centros médicos, especialmente de los servicios de urgencias.

El ministerio de Salud polaco reconoció hoy que unos 3.500 de los 88.000 facultativos que trabajan en hospitales del país se han negado a firmar contratos para trabajar más de 48 horas semanales.

Por su parte, el colectivo de médicos aseguró que son cerca de 5.000 profesionales los que rehúsan hacer horas extra, en protesta por los bajos salarios.

La oposición ha pedido hoy la dimisión del ministro de Salud, Konstantyn Radziwill, o su baja en la remodelación del Gobierno prevista para este mes.

Radziwill calificó hoy la protesta de "motín" con la intención de dificultar el funcionamiento normal de los hospitales, y aseguró que la situación estaba "bajo control" ya que los centros van a reorganizar los horarios de trabajo.

El año pasado cientos de médicos residentes protagonizaron una huelga de hambre para exigir un incremento salarial, aunque la protesta cesó después de que Radziwill anunciara cambios en la legislación para elevar significativamente el gasto sanitario del actual 4 % anual del Producto Interior Bruto a más del 6 % para 2025. EFE