Protesta de jóvenes artistas en Cuba sigue generando apoyo pese a disolución

AFP
·2  min de lectura

Un centenar de jóvenes artistas reclaman este viernes “un diálogo” frente al Ministerio de Cultura en La Habana, tras la disolución policial de una protesta de 10 días del Movimiento San Isidro (MSI), alegando riesgo de contagio epidemiológico.

“Necesitamos libertad de pensamiento y libertad de expresión, eso es lo que une a todos los que estamos aquí”, dijo a la AFP el artista visual Renier Leyva, de 37 años.

En la madrugada, la policía allanó el local del Movimiento San Isidro en el casco histórico de La Habana, y desalojó a 14 jóvenes que protagonizaban una protesta desde hace 10 días, seis de ellos en huelga de hambre.

Las autoridades alegaron peligro de propagación de la epidemia de COVID-19, toda vez que uno de los presentes, incumplió el protocolo de seguridad al llegar al país desde México y Estados Unidos.

Entérate: Miembros del Movimiento San Isidro son aprehendidos por la policía cubana; activistas temen por su integridad

“Lo que ha pasado con el Movimiento San Isidro es una manifestación muy concreta y muy específica de esto” (falta de libertad de expresión), añadió Leyva.

Tania Bruguera, una conocida artista plástica contestataria, dijo que hay “cansancio” en los artistas por “la mala política que existe, en la cual la represión es la solución a todos los problemas y estamos aquí buscando una respuesta”.

Los miembros del MSI exigen la liberación de un integrante del grupo, el cantante de rap Denis Solís, arrestado el 9 de noviembre y condenado a ocho meses de prisión por “desacato” a la autoridad.

Lee: Biotecnología cubana y COVID-19: logros y carencias más allá de la propaganda

Tras el allanamiento de la sede, los 14 miembros del grupo fueron sometidos a pruebas diagnósticos PCR y devueltos a sus casas, pues la sede del MSI fue clausurada por las autoridades, dijeron activistas en las redes sociales.

Dos de ellos se negaron ir a sus hogares y fueron apresados otra vez, entre ellos el líder del grupo, Luis Manuel Otero Alcántara, de 32 años, un artista plástico, cuyo paradero se desconoce.

El encargado de negocios de Estados Unidos en Cuba, Timothy Zúñiga-Brown, dijo en la cuenta de Twitter de la embajada que “el gobierno cubano tiene la responsabilidad de respetar los derechos humanos de todos los ciudadanos”.

Te puede interesar: El medicamento cubano Interferón sí existe y se usa para tratar el coronavirus, pero no lo “cura”

También por Twitter, el canciller checo, Tomas Petricek, dijo estar “profundamente preocupado” por esos hechos e instó a las autoridades “a respetar plenamente los derechos humanos de los ciudadanos”

Bahia Tahzib-Lie, embajadora de Derechos Humanos de Holanda, pidió el gobierno cubano “defender la letra y el espíritu” de la declaración universal de los DDHH, respetar “la libertad de expresión” y “abstenerse de arrestos arbitrarios y detenciones”.