Protestan en Hungría en defensa de universidad de Soros

Por PABLO GORONDI
Miles de personas marcha en el centro de Budapest, el domingo 2 de abril del 2017. La marcha llamada "Hoy CEU, ¿quien sigue mañana? - Protesta por la educación libre" fue organizada por el movimiento Libertad por la Educación. Miles de personas salieron el domingo a las calles de Budapest para protestar contra una propuesta de ley creen podría llevar al cierre de una universidad fundada por el multimillonario inversionista y filántropo húngaroestadounidense George Soros. (Zoltan Balogh/MTI via AP)

BUDAPEST (AP) — Miles de personas salieron el domingo a las calles de la capital de Hungría para protestar contra una propuesta de ley que creen llevaría al cierre de una universidad fundada por el multimillonario inversionista y filántropo húngaro-estadounidense George Soros.

Muchos académicos extranjeros e instituciones húngaras han expresado su apoyo a la Universidad de Europa Central (CEU según siglas en inglés), fundada por Soros en 1991 y que cuenta con más de 1.400 estudiantes inscritos de 108 países.

El primer ministro Viktor Orban considera a Soros un adversario ideológico porque su ideal en favor de "una sociedad abierta" contrasta con sus esfuerzos para convertir a Hungría en un "Estado antiliberal".

Organizadores afirmaron que unas 10.000 personas participaron en la marcha, que comenzó en la Universidad Corvinus en Budapest y terminó afuera del Parlamento.

Daniel Deak, profesor de Corvinus, dijo que la protesta pretendía defender a la CEU de los ataques del gobierno.

Las nuevas regulaciones son "un golpe del gobierno de Hungría contra todas las universidades húngaras", manifestó Deak. "Pedimos firmemente libertad para el mundo académico y autonomía para las universidades".

La propuesta de ley, que se planea discutir el miércoles, establece nuevas condiciones para universidades extranjeras en Hungría. Una de estas condiciones obligaría a la CEU a abrir un campus en el estado de Nueva York, donde está acreditada pero no tiene actividades académicas, mientras que otro requisito la obligaría a cambiar de nombre.

El viernes, Orban acusó a la CEU de hacer "trampa" y de competencia injusta con universidades locales ya que sus diplomas son reconocidos en Hungría y Estados Unidos. Orban también condicionó la supervivencia de la CEU a un acuerdo bilateral con Estados Unidos.

Algunos protestantes corearon "¡Hoy CEU, mañana eres tú!" y levantaron carteles con frases como "No queremos CEUtanasia".

Gaspar Bekes, estudiante de la CEU, comparó la campaña de Orban para cerrar la escuela con medidas del presidente ruso Vladimir Putin y su homólogo turco Recep Tayyip Erdogan.

"Es un ataque contra nuestra democracia y un ataque contra la máxima calidad educativa que merece toda la gente del mundo", puntualizó Bekes.