¿Cómo proteger las tuberías de agua de las bajas temperaturas?

Redacción

Ante las bajas temperaturas registradas por la proximidad del invierno, se recomienda a la población proteger las tuberías de agua potable de sus hogares o comercios para evitar daños que pudieran afectar la disponibilidad del líquido en el domicilio.


 


Durante invierno la temperatura del agua en tuberías a la intemperie o en espacios fríos puede descender hasta los cero grados centígrados, por lo que comienza su proceso de congelamiento. Como resultado, el hielo se expande e incrementa la presión en las líneas que conducen y distribuyen el agua potable originando fisuras y roturas.


 


Por esta razón se exhorta a la población a tomar medidas preventivas para evitar que las tomas de agua y las tuberías se bloqueen o se dañen con la formación de hielo, principalmente en azoteas, jardines, patios, terrazas, paredes externas o espacios como garages y alacenas.


 


Las recomendaciones más importantes son:


 


1.- Aislar instalaciones: Envolver las tuberías empleando materiales aislantes como cinta impermeable, periódico, plástico, papel, telas gruesas o productos especializados que fácilmente se pueden conseguir en ferreterías y almacenes.


 


2.- Vaciar las tuberías: Cerrar la llave de paso de la toma que esté al exterior y cortar el suministro hacia depósitos de agua, aspersores o tomas a la intemperie. No utilizar anticongelante para proteger las instalaciones, ya que es riesgoso para la salud de personas y animales además de que contamina el medio ambiente. Retirar y guardar todas las mangueras que se usen en jardines y terrazas para impedir que se dañen.


 


3.- Vigilar el estado de las tuberías y reparar fugas: Cualquier escape de agua es un punto crítico de congelamiento y atenderlo lo más pronto posible evitará complicaciones mayores. Sellar las grietas en paredes en las que hay fontanería también es clave para evitar un descenso mayor de la temperatura al interior del inmueble.


 


4.- Abrir los estantes de la cocina: Cuando la temperatura descienda notoriamente, es recomendable abrir cajones o gabinetes ubicados bajo el fregadero de trastes, para hacer circular el aire caliente que ya esté dentro de la vivienda y evitar que las tuberías de agua se congelen.


En caso que alguna tubería llegue a congelarse se recomienda envolverla con toallas previamente mojadas en agua tibia. Para descongelar las tuberías evitar el uso de cualquier dispositivo que genere una flama o llama.


 


Ante cualquier eventualidad, la concesionaria del servicio de agua potable, Veolia Aguascalientes, pone a disposición los números telefónicos 073, 910 5860 y 800 450 75 75 para recibir sus solicitudes sobre anomalías en tuberías o medidores, las 24 horas del día los 7 días de la semana.