Prostitutas a US$ 2.500: así se divierte la élite que se reúne en Davos

Mientras buscan soluciones a los mayores problemas del mundo, incluida la desigualdad de género

Participantes del Foro Económico Mundial (FEM) 2023 caminan en una sala del Centro de Congresos de Davos, en el centro turístico alpino de Davos, Suiza, el 18 de enero de 2023. Foto: REUTERS/Arnd Wiegmann
Participantes del Foro Económico Mundial (FEM) 2023 caminan en una sala del Centro de Congresos de Davos, en el centro turístico alpino de Davos, Suiza, el 18 de enero de 2023. Foto: REUTERS/Arnd Wiegmann

La élite que se reúne cada año en Davos para buscar soluciones a los mayores problemas del mundo, incluida la desigualdad de género, ha hecho que se dispare la demanda por servicios sexuales en la ciudad suiza, donde la prostitución es legal.

Un par de días antes de que la activista Greta Thunberg acusara a los delegados del Foro Económico Mundial de priorizar la codicia individual sobre el planeta y las personas, una trabajadora sexual revelaba a medios locales que los asistentes a la cumbre le pagaban hasta US$ 2.500 por noche.

Que Davos reciba a las prostitutas con brazos abiertos no es una sorpresa para nadie. Desde 2020, una investigación del medio británico The Times encontró que al menos un centenar de “acompañantes” viajaron a la ciudad para la cumbre ese año.

En aquel momento, un chofer asignado para transportar a los asistentes del foro dijo al periódico que recogió a una trabajadora sexual “obligada por su jefe” a acostarse con un cliente mayor en un hotel reservado para los delegados.

Se visten como ejecutivas para no llamar la atención

Al igual que los invitados al FEM, las trabajadoras sexuales viajan a Davos desde otras ciudades y alquilan habitaciones en los hoteles puestos a disposición del evento. Una vez dentro, se visten como ejecutivas y se codean con líderes mundiales, magnates y otros hombres de negocio.

Una trabajadora sexual que pidió ser llamada Liana dijo al tabloide alemán Bild que por lo general prefiere no sobresalir entre los invitados, pero igualmente ha logrado hacerse de una clientela fiel con la que se ve varias veces al año.

Entre sus clientes habituales hay un estadounidense que visita Suiza como parte de los 2.700 asistentes a la conferencia mundial. Liana le cobra alrededor de 700 euros (760 dólares) por una hora y 2.300 euros (2.500 dólares) por toda la noche.

La tarifa de Liana no cubre los gastos de viaje, que deben ser costeados por los clientes.

Delegados “reservan” prostitutas para ellos y sus empleados

La gerente de un servicio de acompañantes en Aargau, a más de 160 kilómetros de la cumbre, contó al periódico suizo 20 Minuten que, para la presente cumbre, ha recibido 11 reservas y 25 consultas, y espera que le sigan muchas más.

“Algunos reservan acompañantes para ellos y también para sus empleados, y se van de fiesta a la suite del hotel”, dijo.

Salome Balthus, trabajadora sexual y escritora, publicó en Twitter: “Tener una cita en Suiza durante la cumbre significa estar al tanto de los guardias de seguridad armados en el pasillo del hotel a las 2 a.m., y luego compartir con ellos los chocolates que regalan en el restaurante y cotillear sobre los ricos”.

La trabajadora sexual de 36 años, que se hospeda en un hotel cerca de Davos durante la cumbre, se negó a revelar quiénes son sus clientes más influyentes. “Créanme, no quieren entrar en litigio con ellos”, argumentó.

Por otro lado, Balthus aseguró que, aunque suele salir con hombres poderosos, es “poco probable” que los políticos en concreto soliciten los servicios de una prostituta porque “no tienen ni el tiempo ni las ganas”.

“Tienes que elegir entre sexo o poder político”, tuiteó. “Este último es más fuerte, no deja espacio para otros intereses y devora a la gente por completo”.

A prostitute walks past so-called
Trabajadora sexual de Suiza junto a las llamadas "cajas de sexo". Foto: FABRICE COFFRINI/AFP a través de Getty Images

Balthus, que también es columnista para el diario alemán Berliner Zeitung, prometió adelantar más detalles en primera persona. “Las cosas aquí son demasiado serias, demasiado delicadas y solo pueden ser descritas con la mayor circunspección en una de mis columnas”, señaló.

Qué se trata en Davos

Entre los temas de discusión que se manejarán en la cumbre hasta el viernes están la guerra de Ucrania, las tasas de inflación global, el cambio climático y la desigualdad; paralelamente, se concretarán acuerdos por valor de miles de millones.

Hasta ahora, las sesiones se han centrado también en otros temas tan diversos como la paridad de género, el regreso de la fabricación, la transición a la energía limpia, los esfuerzos para acabar con la tuberculosis y la distribución de alimentos, agua y energía.

Aunque se espera que asistan a lo largo de la semana cerca de 600 jefes ejecutivos y más de 50 jefes de estado o de gobierno, nunca está claro cuántas acciones concretas emergen del evento de élite.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el viceprimer ministro chino, Liu He, se encuentran entre los oradores.

Críticas hacia al Foro Económico Mundial de Davos

El Foro Económico Mundial es criticado ampliamente por quienes argumentan que los asistentes están demasiado desconectados de la realidad o demasiado interesados ​​en las ganancias propias o el poder.

Activistas por el medio ambiente se mantienen desde el domingo fuera del centro de conferencias de Davos para tratar de hacer que los responsables de la toma de decisiones y los líderes empresariales rindan cuentas.

Greenpeace International tildó de hipócritas a los “peces gordos” que acuden a la cumbre en jets corporativos e informó que más de 1.000 vuelos de aviones privados llegaron y partieron de los aeropuertos de Davos en mayo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El presidente del foro, Borge Brende, reconoció el domingo que algunos líderes gubernamentales y altos ejecutivos vuelan de esa manera. “Creo que lo que es más importante es asegurarnos de que tenemos acuerdos sobre cómo avanzamos en lo que respecta a la agenda verde”, dijo.

También te puede interesar | EN VIDEO: Las élites se citan en Davos con la mente puesta en la guerra en Ucrania y los temores de recesión