Proponen multas a quien haga bromas a servicios de emergencia en CDMX

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 8 (EL UNIVERSAL).- El diputado local de Morena Nazario Norberto propuso aumentar las sanciones para los "bromistas" que hagan llamadas falsas a los servicios de emergencia de la Ciudad de México, y también propuso que sean las mismas autoridades quienes los denuncien.

Actualmente esta conducta se sanciona con una pena de tres meses a dos años de prisión y una multa de 962 a nueve mil 622 pesos. La propuesta pretende incrementar estos castigos y dejarlos en nueve meses a tres años de cárcel y de mil 924 a 14 mil 433 pesos.

Este aumento de penas buscar, a decir del legislador, combatir el reciente incremento de llamadas falsas a los servicios de emergencia y los problemas generados como pérdidas económicas, desperdicio de recursos humanos, materiales y tecnológicos.

Asimismo, esta reforma propone adicionar al Artículo 211 Quáter del Código Penal local que las autoridades responsables de los servicios de emergencia estén obligadas a formular las denuncias correspondientes en los casos en que se hayan utilizado de manera indebida los servicios de emergencia.

"Debemos recordar que quienes responden las llamadas de emergencia son quienes tienen los datos de geolocalización y hasta videos de las personas que llaman y usan los botones de emergencia, por lo que se considera que además de la ciudadanía sean las autoridades quienes presenten las querellas correspondientes", dijo.

Y añadió: "De acuerdo con cifras oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública, de las más de 11 millones de llamadas de emergencia: el 54 % son llamadas mudas; el 14% no son emergencia; el 14 % son llamadas incompletas; el 9% son llamadas de broma por niños, y el 2%, son de jóvenes y adultos jugando".

Nazario Norberto apuntó que lamentablemente esta conducta sigue acrecentándose, y por el carácter instantáneo del ilícito, es casi imposible presentar una denuncia o incluso encontrar a la persona en flagrancia.

"Con lo anterior, reforzaremos la cultura cívica y trataremos de hacer conciencia a la ciudadanía para abatir este delito, pues estos servicios son imprescindibles ya que en un momento dado todos necesitamos ir al servicio de urgencias, ya sea para una necesidad personal o para acompañar a un familiar o amigo que lo requiera", finalizó.