Proponen controles de movilidad en Edomex ante "nueva normalidad"

ECATEPEC, Méx., mayo 21 (EL UNIVERSAL).- La Unión Industrial del Estado de México (Unidem) propuso que dentro del programa de "Regreso a la Nueva Normalidad", se considere implementar controles de movilidad, para evitar que haya traslados masivos de municipios con altos contagios hacia zonas donde no los hay. Francisco Cuevas Dobarganes, director general de la agrupación consideró que el gobierno de México, al igual que el resto de los países, tiene el dilema entre seguir con el confinamiento y reducir el número de contagios y muertes, o empezar a abrir la economía y tratar de minimizar la caída del ingreso de las familias y la quiebra de empresas. "Hasta el momento en el centro del país la mayor parte de las personas ya llevan confinadas más de 50 días y las empresas consideradas como no esenciales llevan el mismo tiempo sin recibir ingresos y prácticamente pagando los gastos fijos de siempre", dijo.

En algunos casos las empresas ya han llegado a acuerdos con arrendadores, con empleados y con proveedores para tratar de evitar la quiebra. El gobierno federal ha ofrecido una serie de programas de financiamiento, pero los montos ofrecidos, sólo ayudan marginalmente a las micro y pequeñas empresas. Con el programa la "Regreso a la Nueva Normalidad", se busca que algunas empresas empiecen a abrir, las personas a trabajar y los niños a estudiar, pero iniciará con muy pocos municipios y poco poblados que se catalogaron con color verde, dijo.

"Hasta el momento los municipios que ya pueden tener esa clasificación, no representan ni el 3 % del total de la población nacional, pero es importante tratar de regresar al movimiento económico ya que las personas que pasen a la condición de pobreza, podrían aumentar hasta en más de 10 millones, según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social", sostuvo Cuevas Dobarganes.

"Unidem respaldó la postura del gobierno federal de intentar abrir algunas partes del país y que abran las mineras y las líneas de producción de autopartes, para que México no sea desplazado como proveedor de las grandes armadoras de Estados Unidos", comentó. En el Caso del Estado de México hay muchas empresas que hacen componentes para autos, como rines, suspensiones, llantas, muelles, cristales para autos, frenos, vestiduras para asientos, así como partes de motor. "Son empresas que al ser proveedoras de esenciales van a poder trabajar y el riesgo de que cierren o de que los desplacen las industrias extranjeras bajará considerablemente. Tomando en cuenta que el país se va a dividir en función de los índices de contagio que tiene la enfermedad, es necesario que haya mayor control de movilidad, y que en los municipios donde hay muchos casos, no dejen que la gente se mueva tan fácilmente a donde no los hay, porque en ese momento se podría perder la clasificación que sí les permite trabajar con normalidad", apuntó el director de la agrupación.

El líder empresarial dijo que es entendible que no haya tantos controles de movilidad como en China, pero sí será necesario implementar medidas, para evitar que las personas contagiadas se mueven sin restricciones. "Será necesario implementar filtros sanitarios y sistemas de cuarentena para casos sospechosos de unos 10 a 14 días, para detectar si la persona está infectada y con ello evitar contagios. Se deben de estandarizar también las medidas de protección y control de contagios en las empresas con las de otros países, ya que si hay brotes en algunas industrias, las consecuencias serías devastadoras para las cadenas de suministro, la recaudación, el empleo y la economía nacional", expresó.