Proponen que hasta los 21 años se pueda consumir alcohol en CDMX

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 3 (EL UNIVERSAL).- El coordinador de la Asociación Encuentro Social (AES) en el Congreso local, Fernando Aboitiz Saro, propuso reformas para que la edad mínima para consumir bebidas alcohólicas en la Ciudad de México sea de 21 años, y no a los 18 como está actualmente.

Argumentó que esto evitaría diversos problemas como relaciones sexuales sin protección, transmisión venérea, embarazos no deseados, violencia de género, y accidentes de tránsito, "que representan una de las mayores causas de muerte prematura entre los jóvenes", sostuvo el legislador.

Para ello, presentó la iniciativa para reformar la fracción 1, del artículo 11, adiciones al artículo 12 Bis de la Ley de Establecimientos Mercantiles capitalina, para establecer que queda prohibida la venta de bebida alcohólicas en todos los establecimientos comerciales a los menores de 21 años de edad.

Argumento Aboitiz Saro que el consumo de bebidas alcohólicas a temprana edad genera diversos problemas, por lo que es necesario elevar la edad para permitir el consumo de bebidas alcohólicas.

Destacó que de acuerdo con el INEGI, el consumo de alcohol entre los jóvenes de secundaria es de 39.9%, mientras que en preparatoria es de 45.8%, además de que el consumo per capita de alcohol es entre 18 y 29 años, quienes toman 7.9 litros de alcohol, seguido de los menores de 15 a 17 años, con 5.9 litros.

Recordó que el beber alcohol, es considerado como un medio para la socialización admitida en los diversos sectores sociales, tanto en los países desarrollados como en vías de desarrollo, "pero es un hecho que la población juvenil presenta problemas relacionados con esta costumbre", dijo.

Por ello, sostuvo el legislador de la AES, una acción para prevenir todos estos problemas, consiste en establecer una edad mínima madura para comprar y consumir bebidas alcohólicas, pero en México la edad es a los 18 años, cuando se cumple la mayoría de edad.

Sin embargo, consideró que no es una edad que permita a los jóvenes ser conscientes de los riesgos que genera su consumo en exceso, por lo que propuso aumentarla a los 21 años para su compra y consumo.

"Con ello, los jóvenes pueden tener una mayor madurez para conocer y crear consciencia de los riesgos que conlleva el consumo de bebidas alcohólicas", enfatizó Aboitiz Saro.

Destacó que aún y cuando han recomendado que los jóvenes en general no consumir alcohol, "es evidente que hay problemas de alcoholismo, ya que como grupo social, forma parte de la cultura juvenil e implica, una concepción específica del espacio y del tiempo, un espacio simbólico, común y compartido, construido por ellos a través de la interacción", lamentó.

De allí que los fines de semana, dijo, se observan los llamados antros atestados de jóvenes, a pesar de que exigirles un mejor control y evitar vender alcohol a los adolescentes, "pero lo hacen con el consecuente deterioro en su salud, bajo el argumento de que acuden a divertirse y a socializar", comentó el diputado.

Empero, reconoció el esfuerzo de las autoridades para implementar medidas preventivas, como el alcoholímetro, supervisión para evitar la venta de alcohol en los horarios establecidos; controlar la densidad de los puntos de venta de alcohol, para reducir el acceso y los problemas relacionados con el alcohol al limitar su consumo; así como fortalecer la política de impuestos sobre las bebidas alcohólicas.

"No obstante, tales esfuerzos han resultado infructuosos, pues el con sumo de alcohol entre los jóvenes cada vez crece más. Por ello, consideramos de vital importancia establecer medidas más eficaces, como la de prohibir que los menores de 21 años consuman alcohol", insistió el representante popular.