Propone Segob metodología para atención de desplazamiento forzado

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 28 (EL UNIVERSAL).- La Secretaría de Gobernación (Segob) puso a disposición de los gobiernos estatales y municipales la "Guía para la prevención, asistencia humanitaria, atención integral y soluciones duraderas del Desplazamiento Forzado Interno (DFI)", que propone líneas y directrices de actuación para que autoridades locales diseñen sus protocolos.

La dependencia federal destacó que el objetivo de este documento es responder a la perspectiva local a partir de la visión nacional, permitiendo la coordinación entre los diferentes órdenes de gobierno.

Dentro de las medidas, se contempla contar con el consentimiento libre e informado de las personas en situación de DFI, respecto a los planes o programas a lo que puedan acceder y la detección de las necesidades derivadas de la movilidad generada, lo que permitirá a las instancias especializadas atender las necesidades y brindar atención adecuada.

Entre las causas reconocidas por el gobierno mexicano se encuentran los conflictos armados, agrarios, comunales y de propiedad; castigo colectivo de una población como resultado del incumplimiento de reglas que se desprenden de usos y costumbres; proyectos de gran escala; prácticas de segregación motivadas por razones culturales, sociales, políticas, étnicas, religiosas, raciales, violencia sexual y de género; violencia contra la libertad de expresión; y desastres asociados a fenómenos naturales, provocados por el ser humano o por el cambio climático, entre otros.

Entre las recomendaciones están la generación de diagnósticos para conocer la magnitud del fenómeno y sus características, impulsar la construcción de un sistema de alerta y respuesta temprana, otorgar asistencia humanitaria en el primer contacto con las personas afectadas durante la contingencia de un posible evento de DFI, entre otros.

La Segob señaló que la guía incluye todas las etapas durante una situación de DFI, independientemente de las causas y circunstancias particulares en las que se desarrollen, "por lo que las directrices se sustentan en los derechos humanos para la prevención, asistencia humanitaria y atención integral para el alcance de soluciones duraderas".

Agregó que la publicación se enfoca en impulsar la atención especializada para las personas o grupos de personas que así lo requieran en razón de su edad, género, estado físico o mental, circunstancia social étnica y/o cultural; así como en el reconocimiento de las múltiples situaciones o condiciones que socialmente se traducen en exclusiones y desigualdades.

Además, está conformada por cuatro apartados: prevención, que enuncia los elementos generales para el diseño de estrategias para prever casos de DFI por conflictos comunitarios, armados, religiosos, entre otros.

Proporciona elementos para brindar asistencia humanitaria durante la contingencia de un posible evento de DFI y se sugiere una ruta de actuación y coordinación interinstitucional y transversal; el tercer apartado brinda directrices para que las instituciones federales, estatales y municipales diseñen y proporcionen medidas de atención adecuadas y sostenidas; mientras que el último explica las medidas de reparación integral contempladas para otorgar soluciones duraderas.