Propone Morena ampliar a siete semanas permiso por paternidad

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 2 (EL UNIVERSAL).- El diputado Mauricio Cantú González, de Morena, presentó una iniciativa en la Cámara de Diputados, que plantea ampliar de cinco días a siete semanas el permiso de paternidad, con goce de sueldo a los hombres trabajadores, por el nacimiento de hijas e hijos y en el caso de adopción.

Dicha propuesta busca armonizar los tiempos de la licencia por maternidad y paternidad, eliminando las diferencias de tiempo entre ambas licencias, señala el documento presentado.

El legislador guinda propuso reformar la Ley Federal del Trabajo, para también otorgar facilidades a los progenitores de realizar algunos días de trabajo a distancia, durante los primeros cuatro años de la o el menor y, en el caso de las madres trabajadoras, en los primeros cinco años.

En el caso de las madres trabajadoras, el proyecto presentado, propone que disfruten de un descanso de siete días posteriores al parto, un día más a los seis establecidos en la ley actualmente.

---Iniciativa va a ser analizada

La iniciativa fue enviada a la Comisión de Trabajo y Previsión Social para su análisis y dictaminación.

"Con el propósito de disminuir el efecto de la discriminación, permitir al trabajador disponer de tiempo para apoyo, cuidado y enseñanza, así como asumir una paternidad responsable y, al mismo tiempo, erradicar el estereotipo que se ha creado en torno a la mujer como encargada de educar, alimentar y cuidar a las niñas y los niños", señala la iniciativa.

Cantú González refirió que México se encuentra por debajo de la media en cuanto a días concedidos al trabajador en el concepto de licencia por paternidad, además de no tener prestaciones extras como otros países, que al igual que el nuestro, firmaron los acuerdos de la Conferencia Internacional del Trabajo en 2009, sobre igualdad de género como eje del trabajo decente.

---Buscan paridad e igualdad de las licencias maternidad y paternidad

La licencia por paternidad, añadió, es un pilar fundamental para la sociedad actual, ya que fomenta la calidad de la formación en la infancia temprana, la igualdad, en cambio, de roles de géneros errados y discriminatorios preestablecidos, y aumenta el bienestar laboral y de seguridad social de las familias.

Precisa que la paridad e igualdad de las licencias de maternidad y paternidad deben ser un derecho humano, de acuerdo con lo expresado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), por lo que los Estados deben asumir su responsabilidad en promover planes y políticas públicas que recorten las brechas de oportunidades en cuestión de géneros.

El proyecto presentado detalla que las licencias por paternidad son una tendencia mundial integrada al marco normativo de los países miembros, carácter obligatorio que rige en 78 de los 167 países sobre los que se dispone información, y en la mayoría de ellos (70) la licencia es remunerada, de acuerdo a una investigación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).