Propinas: lo que debes hacer si te obligan a pagarla o no te dejan salir del lugar

al menos en la CDMX, los establecimientos y restaurantes no pueden solicitar un consumo mínimo. Y las propinas o gratificaciones son opcionales. Foto: Getty Images
al menos en la CDMX, los establecimientos y restaurantes no pueden solicitar un consumo mínimo. Y las propinas o gratificaciones son opcionales. Foto: Getty Images

Hay muchas razones para no dejar propina cuando vas a algún restaurante: mala atención, la comida no es lo que esperas, o el lugar no cumple con tus expectativas. El verdadero problema viene cuando le atribuyen a tu cuenta el pago de propia, ¿lo debes pagar? Aquí te lo decimos.

Conoce tus derechos

Al menos en Ciudad de México es muy común pagar un monto, adicional a la cuenta, como forma de agradecimiento por el servicio brindado; la tarifa promedio va del 10 al 15%. Pero, aunque tu experiencia haya sido buena, no es obligatorio dejar propina.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) anuncia que la propina es de carácter voluntario. Por lo tanto, ningún establecimiento puede imponerla, ni obligar a los consumidores a pagarla, aún cuando el servicio sea excelente.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Entre otras estipulaciones, los establecimientos deben especificar el precio de sus productos con claridad y, de preferencia, estar a la vista de los clientes (incluyendo impuestos). También, deben entregarte un comprobante de pago.

Establecimientos y restaurantes no pueden solicitar un consumo mínimo. Si te llevan algo que no ordenaste, se entiende que es cortesía del lugar, y no estás obligado a pagar.

Además de saber qué hacer con las prpinas, no está de sobra mencionar que se debe ofrecer los servicios de forma igualitaria sin tomar en cuenta género, raza o condiciones físicas; de lo contrario se trata de discriminación. (Foto de Li Ying/Xinhua via Getty Images)
Además de saber qué hacer con las prpinas, no está de sobra mencionar que se debe ofrecer los servicios de forma igualitaria sin tomar en cuenta género, raza o condiciones físicas; de lo contrario se trata de discriminación. (Foto de Li Ying/Xinhua via Getty Images)

¿Qué hago si me cobran la propina?

El primer paso para aclarar el cobro del servicio o propina es hablarlo con el mesero o gerente del lugar; hacerles saber que conoces tus derechos y sus obligaciones como prestadores de servicios. Desafortunadamente, conversar con el personal no siempre es favorable para los clientes.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

¿No te dejan salir del lugar?

Si la situación se desarrolla de forma negativa y te amenazan con no dejarte salir del lugar, guarda la calma. La Ley Federal de Protección al Consumidor, en su artículo 10, establece que:

Queda prohibido a cualquier proveedor de bienes o servicios llevar a cabo acciones que atenten contra la libertad o seguridad o integridad personales de los consumidores bajo pretexto de registro o averiguación”

“[…] Los proveedores no podrán aplicar métodos o prácticas comerciales coercitivas y desleales, ni cláusulas o condiciones abusivas o impuestas en el abastecimiento de productos o servicios. Asimismo, tampoco podrán prestar servicios adicionales a los originalmente contratados que no hubieren sido solicitados o aceptados expresamente, por escrito o por vía electrónica, por el consumidor”.

Te recordamos que intentes que la aclaración sea de forma respetuosa, sin llegar a extremos negativos, violentos, o mal intencionados. De lo contrario, debes llamar de inmediato a una patrulla o personal de seguridad.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

¡Denuncia!

Al tener una experiencia similar, tu responsabilidad como ciudadano y consumidor es denunciar. Lo puedes hacer de las siguientes maneras:

  • Envía un correo a denunciasprofeco@profeco.gob.mx. De preferencia, hazlo el mismo día de tu consumo.

  • Escribe tu queja en Twitter etiquetando la cuenta oficial (@profeco).

  • Envía un inbox a través de Facebook en el sitio ProfecoOficial.

  • Llama a los teléfonos 55 5568 8722, 800 468 8722.

En cualquiera de los casos debes tener a la mano el nombre o razón social del establecimiento y su dirección donde especifiques: calle, número, colonia, código postal, alcaldía y estado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Así se muestra Carmen Campuzano tras vencer su adicción a las drogas