Promueve PRD amparos para demandar tratamientos oncológicos

CIUDAD DE MÉXICO, enero 15 (EL UNIVERSAL).- Madres de niños con diferentes tipos de cáncer pidieron al presidente Andrés Manuel López Obrador recorrer clínicas y hospitales para constatar las carencias de equipo y medicinas para su tratamiento, problemática por la que el PRD anunció la presentación de nuevos amparos para defender a este tipo de población, en riesgo ante las fallas que registra el Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi).

Los familiares informaron que desde mayo solicitaron amparos ante el problema de desabasto de medicamentos, pero aunque jueces en distintas entidades del país les han concedido la razón y ordenado la entrega de medicinas, las diferentes autoridades de salud no han cumplido.

"Nos han obligado a comprar los medicamentos y dicen que en tres meses nos reembolsan", advirtió Severa Hernández Tolentino, madre de David Eduardo Antonio Hernández, de 11 años y enfermo de cáncer.

Explicó que su hijo requiere L-Asparaginasa, cuyo costo es de 2 mil 500 pesos, "el IMSS no lo tiene, pregunto ¿cuándo va a llegar?, nos dicen que no saben y he comprado, he comprado siete… para mí es mucho dinero. Mi hijo depende nada más de mí, no tengo más recursos, mi sueldo es de mil pesos y tengo que trabajar dos semanas para poder completar un medicamento".

Rosa Areli Hernández Torres, madre de Jonathan Javier García Hernández, quien padece leucemia, advirtió "desgraciadamente pues el señor presidente no sabe, porque me imagino que no ha ido a las ferias oncológicas de nuestros hospitales donde hay deficiencias y carencias, donde muchos niños han muerto".

Los amparos han sido promovidos por el PRD, cuyo diputado, Antonio Ortega, advirtió "el problema es que el presidente tiene unos datos, dice que sí está abastecido el sistema de salud, que es gratuito en los dos primeros niveles, que es universal, que se están exagerando las cosas y que el problema se va a resolver en los próximos días" y eso es mentira.

El legislador cuestionó que el presidente se haya reunido el pasado martes con los gobernadores, pero el Insabi no haya sido el tema a discusión. "Ayer [martes] tuvo el presidente el descaro, la insensibilidad de no tratar en una reunión con la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) el problema y convertir el encuentro en un evento social".

Ortega Martínez anunció una estrategia de amparos para defender el derecho a la salud "para demostrarle al presidente que sus datos, o son falsos, o está totalmente mintiendo. Hacemos un llamado a los abogados en los estados, en los municipios, a las organizaciones de la sociedad civil, a los estudiantes, a las mamás de los niños enfermos a utilizar la vía judicial para reclamar su derecho y obligar al gobierno" a corregir la estrategia en materia de salud.

También criticó al líder de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, por minimizar la crisis operativa que ha mostrado el Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi) a su creación, pues "dice es que están exagerando las cosas si apenas el Instituto tiene 15 días de haberse instalado ¿Pues cuántos muertos quiere para demostrar que el Insabi está mal decidido y está mal operado?".