¿Quién es el prometido de la princesa Mako, Kei Komuro, y cómo se conocieron?

·4  min de lectura
La princesa Mako y Kei Komuro durante una conferencia de prensa para anunciar su compromiso en septiembre de 2017 (AFP via Getty Images)

La princesa Mako de Japón, sobrina del emperador Naruhito, se casará con su novio no real el 26 de octubre, una unión que la verá renunciar a su estatus real.

La princesa y Kei Komuro habían planeado casarse en noviembre de 2018, pero retrasaron su boda debido a una disputa financiera que supuestamente involucraba a la familia de Komuro.

Según los informes, la pareja planea mudarse a los Estados Unidos después de casarse y los medios locales los han apodado los Harry y Meghan de Japón.

Aquí está todo lo que sabemos sobre el prometido de la princesa Mako:

¿Quién es Kei Komuro?

Kei Komuro es un abogado de 30 años que ha estado comprometido con la princesa Mako desde 2017. Recientemente regresó a Japón con un título en derecho de la Universidad de Fordham en Nueva York.

Komuro tomó el examen de la barra del estado de Nueva York en julio y, según los informes, ya comenzó a trabajar en un bufete de abogados local.

¿Cómo se conocieron Kei Komuro y la princesa Mako?

La pareja, que tiene la misma edad, se conoció en 2012 como estudiantes en la Universidad Internacional Cristiana de Tokio.

Cuando anunciaron por primera vez su compromiso en 2017, la princesa y Komuro fueron retratados como una pareja perfecta. Sin embargo, la atmósfera cambió tras el escándalo financiero y la pareja se vio envuelta en una tormenta mediática negativa.

Leer más: “Freedom Festival” une a la iglesia del “juicio final”, Steve Bannon y la NRA en Pensilvania

La princesa fue diagnosticada con un trastorno de estrés postraumático como resultado de la cobertura excesiva de los medios a lo largo de los años, informó el medio de comunicación japonés Kyodo.

¿Por qué Kei Komuro es una figura controvertida?

La Agencia de la Casa Imperial, que está a cargo de los asuntos estatales relacionados con la familia imperial, dijo que la pareja pospuso su boda después de informes de que la madre de Komuro le debía 4 millones de yenes (£ 26,700) a su exprometido.

Según los informes, usó parte del dinero para pagar la educación de Komuro. La disputa provocó un frenesí mediático cuando los tabloides, revistas y programas de televisión diurnos criticaron a su familia por el asunto.

Komuro publicó un extenso documento de 28 páginas en abril en un intento de resolver la disputa y "corregir tanta información incorrecta como sea posible". Según los informes, consideró pagarle a su exprometido para resolver la disputa, pero una declaración emitida por un hombre no identificado el 10 de octubre afirmó que no se habían logrado avances.

Su llegada al aeropuerto de Narita en Tokio para prepararse para la boda también provocó una ola de atención de los medios porque llevaba el pelo recogido en una cola de caballo. Los críticos cuestionaron por qué se había dejado crecer el cabello, que anteriormente había sido corto, tan largo, y si el peinado era aceptable para un hombre a punto de casarse con una princesa.

Según The Guardian, más de 150 reporteros recibieron a Komuro en el aeropuerto. Fue la primera vez que regresó a Japón desde que se fue a Nueva York en agosto de 2018 para estudiar.

¿Cómo se casarán?

La princesa Mako se convertirá en la tercera mujer miembro de la familia imperial en casarse con un plebeyo. La última fue su tía, la exprincesa Nori y hermana menor del emperador, que abandonó la casa imperial en 2005. Antes de eso, la princesa Suga, la quinta hija del emperador Showa y la emperatriz Nagako, se casó con un plebeyo en 1960.

Su unión no observará los rituales habituales de la familia imperial, que incluyen una ceremonia oficial de compromiso llamada "Nosai no Gi", seguida de la ceremonia "Choken no Gi", en la que la pareja se conoce oficialmente y agradece al emperador y la emperatriz.

Las ceremonias se llevan a cabo en el Palacio Imperial, pero la Princesa Mako y Komuro registrarán su matrimonio sin pompa y se mudarán a Nueva York antes de fin de año.

En un movimiento sin precedentes, la princesa también rechazó un dote del gobierno otorgado a las mujeres de la familia imperial que serán despojadas de su estatus de noble.

Según el Japan Times, se decía que la princesa tenía derecho a unos 150 millones de yenes para ayudarla a comenzar de nuevo en la vida como plebeya. El gobierno japonés ha aceptado su decisión de rechazar el pago.

Relacionados

Boda real de Japón: lo que sabemos de la princesa Mako, quien renunciará a su título para casarse con un excompañero de clase

El novio de la universidad de la princesa Mako llega a Japón para casarse

Emperador de Japón está preocupado por unos Juegos pandemia

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.