Qué les prometió el gobierno de Misiones a los productores en "guerra" con cuatreros

Pedro Lacour
·2  min de lectura

POSADAS.- El gobierno de Misiones se comprometió a crear un cuerpo especial de la policía para combatir los delitos rurales, en aumento en el norte de la provincia. Así lo comunicaron los productores autoconvocados que participaron de una reunión hoy con el gobernador Oscar Herrera Ahuad y la ministra del Superior Tribunal de Justicia, Rosanna Pía Venchiarutti.

Por los numerosos casos de abigeato, robo de yerba y usurpación de tierras, los productores del norte misionero se organizaron y comenzaron a realizar asambleas para pedir mayor seguridad, lo que alertó a las autoridades.

"El gobernador se comprometió a la creación de un cuerpo especial policial con asiento en la zona norte", señaló a LA NACION Carlos Kozik, uno de los productores participantes del encuentro.

"La ministra Venchiarutti nos aseguró que mantendrá el diálogo con todos los jueces de instrucción para garantizar la celeridad del proceso y la unicidad de criterios en la toma de decisiones, como así también que en cada juzgado haya un responsable de llevar adelante el seguimiento de cada caso", agregó.

Granos: cayó 31,2% el ingreso de camiones a Rosario por el temor a nuevos bloqueos

"El gobernador se comprometió a una nueva reunión en 15 días con nosotros a los fines de avanzar con la reglamentación y operativización de estos nuevos espacios", dijo Kozik.

Como informó este medio, en la provincia se hicieron asambleas para reclamar seguridad en los campos.

"El problema de la seguridad en el interior se está agravando, más allá incluso del cuatrerismo. Acá lo que pasa es que la ley es muy benigna y eso nos convierte cada vez más en rehenes. El cuatrero entra y sale, como cualquier otro delincuente", indicó Gabriel Montiel, productor ovino y presidente de la Sociedad Rural de Animales Menores de Misiones.

La actividad ganadera en Misiones tuvo un gran crecimiento a lo largo de las últimas décadas, lo que llevó a una mayor extensión de los caminos rurales. Son esos parajes los que, por las noches, no suelen contar con los suficientes cuidadores.

"Hay historias realmente tremendas. Un pobre chacarero de Caraguatay contó que, mientras le robaban 50 vacas pasándolas a través del arroyo, la policía miraba sin hacer nada porque decían que eso le correspondía a otra jurisdicción. Es el far west, directamente", contó Frances "Paquita" Lowe, una de las productoras autoconvocadas.