Promesas de contratos, aprietes y traiciones en la campaña tucumana que enfrenta a Manzur y su vice

·2  min de lectura

En la campaña en Tucumán , el oficialismo está revolucionado por el enfrentamiento entre el gobernador, Juan Manzur, y el vicegobernador, Osvaldo Jaldo . La temperatura aumenta a medida que se acerca la fecha de las PASO y las acusaciones de prácticas políticas oscuras se hacen públicas. Ayer, en un acto en el municipio de Trancas, localidad de origen de Jaldo, el gobernador lo acusó de amenazar a dirigentes locales con dejarlos sin contratos en la administración pública y lo tildó de traidor. Al mismo tiempo, les prometió a esos dirigentes que, mientras él sea gobernador, les dará “todos los contratos que quieran”.

“Me dijeron que Jaldo decía ‘aquí hay dirigentes que yo engordé'. Se confunde, porque los dirigentes no son ganado, no son vacas. Hay que tener un poco de respeto por la dirigencia. Hay algunos compañeros a los que aprietan con que les van a quitar los contratos. Pero tranquilos, que yo les voy a dar los que hagan falta. Aquí nadie va a apretar a nadie mientras Juan Manzur sea gobernador ”, afirmó el mandatario provincial, según informó el diario tucumano La Gaceta.

“No se preocupen, compañeros. Si hacen falta contratos, yo les voy a dar los contratos que hagan falta para Trancas. Yo me comprometo a darles todos los contratos que quieran . Aquí nadie va a apretar a nadie. ¿Desde cuándo eso de andar apretando? Eso no es nuestro”, abundó el gobernador Manzur en el acto, que se realizó en el Club Deportivo Trancas.

Manzur y Jaldo se enfrentan en dos listas internas del Frente de Todos tucumano. El vicegobernador se postula a diputado nacional desde la corriente Celeste y Blanca; el gobernador, puso su nombre como candidato a senador nacional suplente en la lista Lealtad Peronista, que encabeza el actual diputado Pablo Yedlin.

Máximo Kirchner calificó de “vivarachos” a opositores y admitió que pagó el impuesto a la riqueza

El gobernador, exministro de Salud de Cristina Kirchner, acusó de traidor a Jaldo. “Cuando más lo necesitaba, el hombre en el que yo había confiado, al que le había entregado la responsabilidad y gran parte del manejo político de Tucumán, (sí, de Osvaldo Jaldo estoy hablando), en plena pandemia, cuando más lo necesitaba, me traicionó, se dio vuelta . Empezó a atacarme a cambio de una ambición personal, solo pensando en 2023. Ambición desmedida, personal, irresponsable. Eso fue lo que pasó”, subrayó Manzur en Trancas, donde Jaldo fue intendente por tres períodos.

Manzur no puede aspirar a una nueva reelección en 2023, se lo impide la Constitución tucumana. El lunes, el gobernador desmintió que pretenda reformar la Carta Magna provincial, como había asegurado Jaldo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.