Prohibir el coronavirus por decreto y más políticas absurdas adoptadas durante la pandemia

EL TIEMPO/GDA
·4  min de lectura

En algunos países no está permitido usar tapabocas, en otros, castigan a quienes no lo hacen. Hasta la fecha el mundo registró más de 80 millones de casos de contagio por el coronavirus. Es por eso que la mayoría de naciones se esforzaron por fomentar el uso de protocolos de bioseguridad e implementar medidas que garanticen el distanciamiento social.

No obstante, en países como Turkmenistán, se decidió optar por establecer políticas que no van acorde al objetivo de reducir los contagios, sino que por el contrario se empeñan en negar la existencia del virus.

Por otro lado, hay naciones que han implementado drásticas medidas de prevención que también han sido cuestionadas

Coronavirus: qué países compraron la vacuna rusa Sputnik VTurkmenistán

Esta nación, ubicada en Asia central, no reportó ningún caso de Covid-19, ni en la prensa, ni en algún documento oficial. Lo anterior no significa necesariamente que la pandemia se haya superado, sino que la prohibición del uso de este término y cualquiera que se relacione con el virus provocó que se pasen por alto las infecciones.

La organización Reporteros sin fronteras informó que Turkmenistán decretó la prohibición del término en todo el país, y que este ni siquiera se menciona en los folletos de información sanitaria que se distribuyen en hospitales y colegios.

"Es como si nunca hubiera existido. Los medios estatales no dicen nada sobre los efectos del coronavirus", reportó la organización en su sitio web. De igual forma, Radio Azatlyk, emisora que forma parte de la empresa de radiodifusión Radio Free Europe, reportó que las personas que hablen sobre el virus en espacios públicos pueden ser arrestadas por policías de civil.

Por otro lado, el país asiático también sanciona a las personas que utilicen tapabocas. Quienes lo hagan deberán enfrentarse a multas o incluso a prisión, de acuerdo con el informe de Radio Azatlyk.

En caso de que una persona de ese país presente los síntomas, será diagnosticada con "una enfermedad respiratoria" y se le recetarán remedios caseros con hierbas medicinales, entre estas, una a la que se conoce como "yuzarlik", según contó el viajero Manuel Dopazo, en su blog de viajes.

El presidente del país, Gurbanguly Berdymukhammedov, quien está en el poder desde 2006, ordenó aislamiento obligatorio a inicios de la pandemia. No obstante, al poco tiempo levantó esa medida e incluso organizó eventos multitudinarios, como la celebración del Día de la Salud, en abril.

Sudáfrica

En mayo de 2020 el gobierno de Sudáfrica anunció una serie de restricciones en la venta de algunos productos: zapatos abiertos, camisetas y pantalones cortos. En el comunicado se especificó que solo se permitiría la comercialización de camisetas siempre y cuando se promocionaran como prendas "interiores", es decir, para usarlas debajo de otra prenda.

Garry Kasparov desmiente a Vladimir Putin: "No hay posibilidad de que se aplique la vacuna rusa Sputnik no probada"

El caso de los shorts fue similar, pues se recomendó que se utilizaran con mallas o algún tipo de ropa debajo.

"Estas nuevas regulaciones de ropa son francamente locas y parecen más adecuadas durante la década de 1980 bajo la Unión Soviética que en una democracia como Sudáfrica. Simplemente no hay justificación para que el gobierno determine qué ropa puede comprar la gente y, peor aún, cómo debe usarla", expresó Dean Macpherson, miembro del partido opositor Alianza Democrática.

La medida fue impuesta en mayo cuando se declaró alerta nivel 4 por la pandemia. En septiembre de 2020 el país se declaró en fase 1.

Camboya

Con el objetivo de promover y reactivar el turismo, el Ministerio de Salud de Camboya anunció en junio que todos los turistas extranjeros deben dejar un depósito de 3000 dólares (10 millones de pesos) cuando lleguen al país asiático.

El dinero sería utilizado para cubrir con los gastos de las pruebas de Covid-19, las comidas, la estancia en el hotel durante la cuarentena, tratamiento médico e incluso se incluye una tarifa de servicios funerarios.

Si el viajero sale negativo, se le devolverá la mayor parte (se descuenta el costo de la primera prueba de coronavirus), pero si en el vuelo hay un caso de contagio, deberá cumplir con la cuarentena así no sea positivo y pagar los gastos que se especifiquen.

Indonesia

Las autoridades de Gresik, una provincia de la isla de Java, ubicada en Indonesia, idearon un castigo bastante polémico para quienes no utilizaran el tapabocas en espacios públicos: cavar las tumbas de los fallecidos por el nuevo coronavirus.

Suyono, jefe del distrito de Gresik, le comentó a The Jakarta Post que "solo hay tres sepultureros disponibles en la zona, así que pensé que lo mejor sería ponerles a trabajar con ellos".

Ginés González García: "Tenemos compradas 51 millones de vacunas y buscamos 20 millones más"

El funcionario comentó que a cada tumba se asignarían dos personas. Una se encargaría de cavar, mientras que la otra ubicaría tablas de madera dentro del hoyo para soportar el cuerpo. "Espero que esta medida tenga un efecto persuasivo en las personas que se saltan las regulaciones", agregó Suyono.