Prohíben a adolescente entrar a un baile escolar por no llevar vestido

Fari Rafa
Contributor

“¿En qué siglo estamos?”, se preguntó indignada Melissa Krueger, la madre de una adolescente de Tampa a la cual le prohibieron la entrada a su baile de recibimiento escolar por no llevar vestido.

Getty Creative

Su hija Darcy, de 17 años, sabía que en el reglamento de la fiesta quedaba prohibido llevar la espalda al descubierto y la falda corta, por lo que elaboró un look elegante y al mismo tiempo cómodo a partir de un diseño que se ceñía totalmente a las normas.

La estudiante de último año de secundaria se decidió por un mono negro de vestir que combinó con tacones de tiras, un collar y un peinado elaborado. Pero cuando llegó a la fiesta, el pasado 27 de septiembre, los organizadores le dijeron que debía volver a casa a cambiarse.

“Pensé que tenía que tratarse de un malentendido”, dijo Melissa a Yahoo! el viernes.

Darcy, que forma parte de los cientos de estudiantes de la ciudad que son educados en casa, se vio obligada a retirarse del Tampa Bay Homeschool Homecoming Dance, no sin antes pedir el reembolso de su entrada.

“La pregunta más importante es, ¿por qué una niña no puede usar algo más que un vestido?”, dijo su madre a CNN.

Una publicación en Facebook de los organizadores (ya eliminada) indicaba a los estudiantes que planificaran su vestimenta “de manera conservadora”.

“Desaconsejamos los vestidos demasiado reveladores y que simplemente son demasiado cortos. Los vestidos que exponen un escote profundo o líneas de fondo NO son apropiados”, decía el comunicado.

Melissa asegura que nunca les pasó por la cabeza que el atuendo de su hija caería en una de las violaciones del código de vestimenta, en particular porque desde ciertos ángulos parecía un vestido con un largo hasta los tobillos.

Darcy explicó que, mientras esperaba en la fila, la organizadora del evento, Stephanie Voth, vio las piernas de su pantalón. “En el momento en que vio moverse mis piernas, inmediatamente me negó la entrada”, dijo.

En un comunicado, Voth defendió el reglamento y no ofreció disculpas a la estudiante- “Le ofrecimos la oportunidad de regresar si cambiaba de vestimenta. Nos hubiera encantado tener el 100% de asistencia. Sin embargo, su boleto fue reembolsado después del evento y confirmamos que no regresó”, señaló.

Pero para Darcy cambiarse “no era una opción”. “Simplemente no podía apoyar esa idea. Mi reacción inicial fue llamar a mi madre, ya que me había dejado allí, para que me viniera a buscar a mi casa. Ya no quería estar allí”, dijo la joven.

Melissa dice que su hija, que ha sido educada en casa durante la mayor parte de su carrera académica, ha asistido a múltiples eventos organizados por la misma organización, pero ahora está convencida de que no irá a ningún otro.

“Si le dan una sincera disculpa y las reglas se cambian para establecer claramente que las niñas pueden usar trajes elegantes y ropa de pantalón, entonces podría considerarlo”, declaró.