Progresistas abandonan a candidato a alcalde de Nueva York acusado de acoso

Agencia EFE
·3  min de lectura

Nueva York, 30 abr (EFE News).- El Partido de las Familias Trabajadoras, representante del ala más progresista del Partido Demócrata, anunció este viernes que dejó de respaldar al interventor de Nueva York, Scott Stringer, en su carrera para convertirse en alcalde de la ciudad, tras las acusaciones de acoso sexual vertidas contra él.

"El Partido de las FamIlias Trabajadoras (Working Families Party) de Nueva York ha tomado la decisión de retirar su respaldo a Scott Stringer. Durante años, la política de Nueva York ha estado dominada por la cultura del acoso sexual (...) Scott Stringer no ha reconocido ni considerado su responsabilidad por el daño" causado, aseguró la agrupación política en un comunicado.

Tres representantes demócratas del ala progresista del partido que también habían dado su apoyo a Stringer, las senadoras Alessandra Biaggi y Julia Salazar, y la asambleísta Yuh-Line Niou, se desmarcaron ayer del candidato en un comunicado.

Stringer, que hasta ahora es uno de los favoritos en la carrera por la alcaldía de la Gran Manzana, fue acusado este miércoles de acoso sexual y tocamientos por Jean Kim, una mujer que asegura que trabajó con él como becaria hace veinte años.

En una rueda de prensa cerca de la oficina de Stringer en Manhattan, Kim dijo que mientras trabajaba con él en su campaña para defensor del pueblo en 2001, este intentó "incansablemente" establecer una relación sexual, la acosó y tocó inapropiadamente, según recogieron medios locales.

Stringer, que milita en el partido demócrata, hizo una comparecencia ante los medios en la que, tras asegurar que condena el acoso sexual de cualquier tipo y que las mujeres tienen el derecho de denunciarlo, negó rotundamente las acusaciones.

"Yo no hice eso. Voy a luchar por la verdad, porque esas denuncias son falsas. El comportamiento descrito es inexacto y completamente contrario a la forma en que he conducido toda mi vida", dijo el candidato a la alcaldía.

En su comparecencia, Stringer agregó que en aquel periodo mantenía una amistad con Kim, cuando ella tenía 30 años y el 41 y que mantuvieron "una relación intermitente" durante meses.

"Esta relación comenzó y terminó antes de que conociera a mi esposa Elyse. Creo que fue una relación consensuada. Nunca usé la fuerza, ni hice amenazas ni ninguna de las cosas que se alegan", agregó.

El Working Family Party también respalda a otras dos candidatas demócratas para las elecciones primarias que se celebran el próximo 22 de junio, pero a priori parten con menos opciones que Stringer.

Una de ellas es Maya Wiley, antigua asesora del actual alcalde Bill de Blasio, y la otra se trata de la activista Dianne Morales.

Minutos antes del anuncio del partido, Stringer publicó un breve comunicado en el que aseguraba que entendía que "este es un momento difícil" para sus seguidores.

"Y sé que algunos de ellos se sentirán obligados a retirar su respaldo a mi candidatura. Esta campaña ha sido siempre sobre la gente. He recibido mucho apoyo en los eventos de campaña durante los últimos dos días, y voy a hacer campaña en todos los vecindarios, en todos los distritos durante los próximos dos meses", escribió Stringer.

(c) Agencia EFE