Programas sociales de AMLO en Centroamérica: en dos años no llegan a la mitad de beneficios prometidos

·4  min de lectura
Programas sociales de AMLO en Centroamérica: en dos años no llega a la mitad de beneficios prometidos
Programas sociales de AMLO en Centroamérica: en dos años no llega a la mitad de beneficios prometidos

Han pasado más de dos años desde que Andrés Manuel López Obrador anunció la implementación de los programas Jóvenes Construyendo el Futuro y Sembrando Vida en Honduras, El Salvador y Guatemala y el número de beneficiarios en los países centroamericanos no llega ni a la mitad de los prometidos. Según datos obtenidos a través de una solicitud de acceso a la información, actualmente hay inscritos 10 mil 910 beneficiarios en El Salvador y 6 mil 440 en Honduras. En total son 17 mil 350 personas, muy por debajo de las 40 mil (20 mil por cada país) que el gobierno tenía previstas en junio de 2019. La cifra es aún más baja si se toma en cuenta que con Guatemala se firmó el memorando para comenzar los trabajos el 4 de mayo y todavía, cuatro meses después, se están negociando las condiciones del despliegue de los proyectos. A pesar de ello, López Obrador insiste en su petición a Estados Unidos para que financie estos programas como fórmula para poner fin a la migración.

Desde hace dos años, la Agencia Mexicana de Cooperación y Desarrollo (Amexcid) se encarga de levantar los censos y poner en marcha ambos proyectos en Centroamérica. El balance hasta ahora no llega a lo prometido. Sembrando Vida tiene un total de 6 mil 124 personas en El Salvador y 2 mil 899 personas en Honduras, mientras que Jóvenes Construyendo el Futuro dispone de 4 mil 786 beneficiarios en El Salvador y 3 mil 541 en Honduras.

Te puede interesar: “Queríamos pedir asilo pero no nos dejaron hablar”: Así operan los vuelos de EU para expulsar centroamericanos por Chiapas

En realidad, esta cifra tampoco especifica si se trata de personas inscritas que todavía tienen que pasar algún proceso de control o beneficiarios directos de las ayudas. Por ejemplo, en febrero se anunció que eran más de 8 mil inscritos pero apenas 2 mil 739 habían recibido ayuda. La comparativa de cifras permite ver un avance progresivo, aunque siempre lejos de las promesas de dos años atrás, cuando López Obrador llegó al gobierno y firmó acuerdos de apoyo con los países centroamericanos en pleno auge de las caravanas. La última cifra oficial, de mayo de este año, estaba ligeramente por encima de los 15 mil inscritos en ambos países.

Hasta el momento no se han hecho públicos balances sobre las actividades o evaluaciones que expliquen el impacto de los programas en las comunidades de Honduras y El Salvador. Sin embargo, responsables de Amexcid declararon en anteriores ocasiones que el retraso en la aplicación de los programas se explicaba por la irrupción de la pandemia de COVID-19.

La semana pasada, el canciller Marcelo Ebrard mantuvo en Washington una reunión de alto nivel en la que también se habló sobre la inversión en Centroamérica. Al cuestionarle sobre el contenido de la conversación, mostró un documento. Se trata de una presentación que marca los objetivos del gobierno de López Obrador. Pide a Estados Unidos que se haga cargo de los gastos de la implementación de los programas y los financie a través de USAID, su agencia de cooperación. Según los cálculos del gobierno mexicano, en seis meses podrían alcanzarse los 330 mil beneficiarios en los tres países del Triángulo Norte. Para reforzar esta petición, López Obrador envió una carta al presidente Joe Biden que hizo pública en la conferencia mañanera del lunes, 20 de septiembre.

Recientemente Animal Político documentó cómo Jóvenes Construyendo el Futuro fue utilizado para sustituir funcionarios de diversas dependencias por becarios que cobraban 3 mil 600 pesos mensuales, lo que permitió al gobierno federal ahorrar los salarios de miles de servidores públicos.

La extensión de los programas sociales es la principal receta planteada por López Obrador como complemento a la estrategia de detención y repatriación de migrantes. En lo que va del año, 117 mil 052 migrantes fueron arrestados en México, de los cuales 106 mil 253 eran centroamericanos. De ellos, 54 mil 231 fueron deportados (53 mil 237 eran centroamericanos). Las cifras en la frontera estadounidense son todavía mayores. Solo en el mes de agosto la Border Patrol realizó 208 mil 887 encuentros con personas que trataban de cruzar la frontera. De ellas, 156 mil 641 fueron interceptados por primera vez mientras que el resto ya lo había intentado en otras ocasiones y fue expulsado mediante el Título 42, el programa que se apoya en la pandemia de COVID-19 para legalizar las expulsiones exprés.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El cargo Programas sociales de AMLO en Centroamérica: en dos años no llegan a la mitad de beneficios prometidos apareció primero en Animal Político.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.