Programar, un arte computacional que no es exclusivo de expertos

·4  min de lectura

Mientras la tecnología continúa creciendo considerablemente, es imposible pensar en un modelo de trabajo que funcione sin una computadora. Luego de la pandemia de covid-19, el trabajo y la escuela se mudaron al hogar, por ende, el uso de la computación se convirtió en una herramienta básica. ¿Pero qué es la programación y cómo sacarle provecho?

La programación informática comprende el proceso de codificar, trazar, proteger y limpiar el código de fuentes computacionales: básicamente, le dice al ordenador lo que debe hacer.

Por medio de algoritmos y un lenguaje con expresiones, órdenes e instrucciones, también llamado compresión semántica, crea un software que es ejecutado directamente por el hardware de la computadora o por un programa especializado para realizar distintas tareas.

Dicho lenguaje reduce la heterogeneidad de una orden en forma de texto, construyendo una versión comprimida de una idea, pero sin perder su significado inicial.

También lee: Compartir datos a través de la radiación nuclear, nueva modalidad de la tecnología

De acuerdo con Elena Planas, directora del grado de Ingeniería Informática, docente de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación y miembro del grupo de investigación SOM Research Lab (Systems, Software and Models) de la Universidad de Catalunya (UOC), “la programación es el superpoder del siglo XXI, ya que permite a las personas pasar de ser consumidoras de tecnología a ser parte activa en su construcción.”

“Lo que tenemos que promover es la genialidad, que las personas puedan desarrollar habilidades únicas, originalidad y creatividad”.

Sin embargo, siendo un elemento tan importante de los años por venir, ¿todos deberían aprender cómo programar?

Aunque aparenta ser una habilidad que requiere años de práctica, junto a entendimiento matemático y computacional, algunos expertos concretan que es más sencillo aprender a programar desde casa de lo que parece.

Así lo expresa Joan Arnedo, profesor de Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación y director del máster universitario de Diseño y Programación de Videojuegos de la UOC: “Como ir a correr, escribir o dibujar, es cuestión de ponerse, poco a poco, y de ganas. La prueba está en el énfasis que en los últimos años se está dando a esta disciplina en los colegios, desde primaria”.

No te pierdas: OnlyFans: a qué debe su éxito y cuáles son sus riesgos

En este sentido, añade Arnedo, la programación es la concepción de una estructura que conforma cualquier problema al que le quieras encontrar una solución, paso por paso, utilizando aspectos simples de las matemáticas y la lógica.

El espectro de habilidades que ofrece la programación cada vez es más amplio, ya que mejora la capacidad de resolución de problemas, el pensamiento lógico, estructurado y crítico, mejorando la creatividad, imaginación y capacidad de concentración.

Asimismo, el Dr. Tomás de Camino Beck, cofundador de la Fundación Costa Rica para la Innovación y director del centro de investigación para la innovación de la Universidad Veritas, señala que la programación “da libertad de improvisar, de producir o hacer algo de manera espontánea sin necesidad de una meta concreta, esto permite ejercitar la menta con las herramientas a mano”.

Te interesa: Huella de carbono digital: qué es y cómo podemos disminuirla

La programación puede ser aprendida por cualquier persona, no obstante, existen niveles de complejidad como en cualquier tarea: no es lo mismo programar inteligencia artificial que un comando en la computadora para generar atajos informáticos.

Existen diversos servicios que pueden enseñarte cómo empezar tu trayecto en el vasto arte de la programación, pero los que mejor han funcionado, con base en la opinión de los expertos, son los juegos: el más aclamado es Shenzhen 1/0, desarrollado por la compañía Zachtronics, la cual cuenta con diversas licencias educativas.

Este programa tiene como objetivo “crear microcódigo eficiente en ensamblador para controlar placas de circuitos con memoria limitada”.

Te recomendamos: Lo que debes saber para proteger tu hogar de los ciberataques

Por otro lado, si lo que se pretende es aprender a escribir código y generar un conocimiento elevado sobre la programación computacional, existen distintos cursos en línea generados por plataformas educativas para extender el conocimiento informático, ya que cada día se vuelve aún más pertinente.

“No hay que ser un genio para saber programar”, añade el Dr. De Camino Beck. “Se ha creado esa idea de que los que programan son genios, bueno, no lo son, son tan normales como cualquier otro. Por supuesto que hay genios, como los hay en todas las áreas de conocimiento. Pero ser genio es algo a lo que no se puede aspirar, a ser geniales sí.

“Lo que tenemos que promover es la genialidad, que las personas puedan desarrollar habilidades únicas, originalidad y creatividad, eso las hace geniales”, concluye. N

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.