Programa piloto prohíbe cacheos por faltas de "calidad de vida" en Filadelfia

·3  min de lectura

Nueva York, 4 jun (EFE News).- El próximo 1 de agosto comenzará un programa piloto de tres meses, ordenado por un juez federal, que prohibirá a la policía del noroeste de Filadelfia realizar paradas, cacheos o interrogar personas por violaciones a la "calidad de vida", con miras a frenar la disparidad racial.

La orden del juez John R. Padova incluye la prohibición de parar por mendigar, fumar marihuana, orinar en público o sostener recipientes de licor abiertos, y dispone que antes de tomar acción la policía primero debe advertir a la persona sobre desistir de lo que hace.

Las violaciones relacionadas con la calidad de vida representan aproximadamente 40 % de todas las paradas que hace la policía. Bajo el programa piloto, si una persona no cumple con las órdenes, la policía puede entonces proceder.

La acción del juez es parte de litigio de derechos civiles de una década, que supervisa Padova, sobre las prácticas de parar y registrar en la ciudad, señala el diario Philadelphia Inquirer.

Los abogados de la ciudad de Filadelfia calificaron la orden del juez de "draconiana, injustificada y sin precedentes", agrega el periódico.

También indica que de acuerdo con David Rudovsky, uno de los abogados de los demandantes, durante la última década las reformas ya emprendidas como resultado de la demanda han producido una disminución de 70 % en las paradas de peatones.

El abogado señaló que cuando se presentó la demanda aproximadamente la mitad de las paradas se realizaban sin ninguna sospecha razonable. En 2019 cayeron al 15%.

Sin embargo, de acuerdo con Rudovsky, persistieron las preocupantes disparidades raciales, reconocidas por un experto contratado por la ciudad en 2020. Destacó que los protocolos descritos en la orden judicial son el primer intento de abordarlas directamente.

"A menos que la ciudad muestre problemas importantes, le pediremos a la corte que la expanda (la orden) por toda la ciudad", dijo el abogado al periódico, lo que podría resultar en un cambio radical en la forma en que los ciudadanos interactúan con la policía.

El Departamento de Policía de Filadelfia se opuso firmemente al cambio de política y argumentó que sería imposible evaluar de manera confiable el papel de los prejuicios raciales en la actividad policial, agrega el diario.

Destaca además que en un documento presentado a la corte, el Departamento de Policía argumentó que prohibir las paradas "les privaría de una valiosa herramienta de lucha contra el crimen en un momento en que las tasas de homicidios de Filadelfia nunca han sido más altas".

La orden de Padova dejó en manos de las partes involucradas en la demanda decidir qué violaciones se incluirán en el proyecto piloto, y definir las circunstancias en las que se permitiría una parada.

Padova también ordenó al Departamento de Policía que desarrolle programas de incentivos y rendición de cuentas destinados a frenar las detenciones y cacheos por motivos raciales realizados sin sospecha razonable.

El juez fordenó además al Departamento que asigne oficiales especialmente capacitados en la rendición de cuentas a cinco distritos policiales a partir del 1 de julio y que comience una revisión aleatoria de las imágenes de las cámaras que usan los miembros del cuerpo.

En 2013, la jueza federal para el distrito sur de Nueva York, Shira Scheindlin, declaró inconstitucional la práctica del "stop and frisk" (parar y cachear) de la policía de esta ciudad, que afectó de forma desproporcionada a latinos y afroamericanos.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.