El Programa de Migración EB-5 de EU entra en receso… ¿Qué sucederá ahora?

·4  min de lectura

LA VISA EB-5 es un reconocido programa federal de Estados Unidos que ha permitido a los inversionistas extranjeros calificados y a sus familiares inmediatos, durante años, obtener la residencia permanente mediante una inversión de 900,000 dólares en un proyecto o empresa que, a su vez, demuestre la generación de por lo menos diez empleos para la comunidad.

Para obtener la visa EB-5 y, posteriormente, la residencia permanente, existen dos vías: la primera, a través de una inversión directa, y la segunda, por medio de un Centro Regional para Inversionistas Inmigrantes.

Con la inversión directa, los participantes deben invertir en un proyecto que ellos manejen directamente y además deben comprobar que la entidad comercial creó diez empleos de tiempo completo para trabajadores estadounidenses. Esta opción se promulgó en 1990 como un programa permanente para estimular el crecimiento económico del país.

En cambio, el Programa EB-5, promulgado en 1993 como un programa piloto, a través de los Centros Regionales para Inversionistas, se creó para permitir que empresas especialistas reunieran a varios inversionistas a través de un fondo para financiar proyectos más grandes. El 95 por ciento de los inversionistas optan por invertir en Estados Unidos por medio de este programa.

No te pierdas: Visa EB-5, la llave para la residencia permanente en Estados Unidos

Hasta 2014, el programa había sido reautorizado y ampliado regularmente por el Congreso de Estados Unidos. Sin embargo, a partir de ese año surgieron varias propuestas para modificar el programa e incluso la discusión en torno a este ha llegado al Congreso en múltiples ocasiones, pero sin alcanzar un acuerdo, y logrando que la aplicación del programa se extendiera sin mayores cambios.

En diciembre de 2020, el programa se logró extender hasta el 30 de junio de 2021; pero ahora los congresistas tienen la tarea de autorizarlo como un proyecto de ley independiente, ya que recientemente fue desvinculado del proyecto de ley de gastos generales.

A la fecha, el programa no ha sido reformado legislativamente, pero se ha actualizado a través del proceso de reglamentación federal, y se han presentado varias propuestas adicionales de reforma en el Senado y la Cámara de Representantes en los últimos cinco a seis años.

De hecho, en las semanas recientes surgieron noticias sobre el Programa EB-5 y la actividad relacionada con su reautorización en el Senado, pero a pesar de los esfuerzos, el Congreso no logró extender o reautorizar el programa, por lo que caducó.

Te interesa: Programas de trabajo temporal EU-México: incongruentes y arriesgados

Entonces, ¿qué sigue para los inversionistas y el Programa de Centros Regionales EB-5?

Sin duda, la caducidad temporal del programa provocará retrasos en los procesos de aprobación de visas EB-5; sin embargo, no se vislumbra que el Congreso decida cancelarlo. Por otra parte, frente a este hecho, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) emitió una serie de lineamientos sobre cómo manejarán las solicitudes de aquellos inversionistas que comenzaron el trámite EB-5 y que están en espera de ser aprobadas.

En paralelo, la Ley de Reforma e Integridad EB-5 2021 fue presentada en el Senado y en la Casa de Representantes y ha recibido apoyo de varios miembros del Congreso luego de reuniones con Centros Regionales, abogados de inmigración, y asociaciones de la industria. Incluso, la Asociación Invest in the USA (IIUSA) tomó el liderazgo en el proceso y creó la Coalición Salva y Crea Empleos.

Aunque el programa caducó el pasado 30 de junio, lo más probable es que continúe, ya que puede ser reautorizado y reformado mediante una nueva legislación, o simplemente reautorizado y ampliado. Como se señaló anteriormente, esto se puede hacer mediante una votación independiente, adjuntándolo a un proyecto de ley o incluyéndolo en la nueva legislación de gastos que deberá aprobarse por el Congreso antes del 30 de septiembre de 2021.

También lee: Migración México-EU: ¿prioridad discursiva o real?

En LCR se está trabajando de la mano del Congreso, de la industria y de otros actores clave en temas de inmigración para lograr una reforma o reautorización del programa de Centros Regionales EB-5. Se ha notado un tono positivo por parte de los diversos actores y la industria considera que se presentará una nueva propuesta para julio, una vez que el Senado haya vuelto a sesionar. Una de las expectativas es lograr un programa reautorizado antes del final de este año fiscal

Sin duda, el Congreso es consciente de que el programa EB-5 brinda capital y empleos sin costo a los contribuyentes estadounidenses y trae inmigrantes muy exitosos y calificados que probablemente continuarán invirtiendo, trabajando y mejorando la economía de los Estados Unidos y sus comunidades.

En un mundo poscovid-19, el programa EB-5 puede ser una excelente fuente de capital y un factor importante para la recuperación económica. Todas las partes interesadas de la industria, incluidos los inversores EB-5, dependen de que el Congreso actúe favorablemente para volver a autorizar este importante programa. N

—∞—

Víctor Espinosa es director senior de LCR Capital Partners. Los puntos de vista expresados en este artículo son responsabilidad del autor.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.