“Profundo asco”: Gabriela Cerruti habló sobre el crimen de Ramos Mejía y lanzó una fuerte crítica

·4  min de lectura
Conferencia de prensa de la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti
Captura

Con la semana previa a las elecciones del domingo atravesada por el crimen del kiosquero Roberto Sabo en Ramos Mejía, la portavoz del Gobierno, Gabriela Cerruti, fue consultada al respecto en la conferencia matutina semanal donde repasa la coyuntura y no solo destacó las acciones de la Casa Rosada para abordar la inseguridad sino que esbozó una fuerte crítica dirigida indirectamente a la oposición de Juntos por el Cambio.

“Estamos trabajando, nunca va a ser suficiente hasta que no se resuelva. Tampoco queremos dejar de decir que nos produce profundo asco la utilización electoral de la tragedia y del dolor de una familia”, sostuvo la funcionaria, visiblemente molesta por el accionar de los dirigentes opositores que en estos últimos días no solo le achacaron al Frente de Todos ineficacia para resolver la violencia, sino también una liberación masiva de presos durante la pandemia.

Luego de enviarle la solidaridad a la familia del comerciante, la funcionaria consideró el hecho como “una tragedia” que “llega al corazón y es un dolor compartido por el Gobierno”. A pesar de ello dejó entrever que el presidente Alberto Fernández todavía no dialogó con los allegados de la víctima, pero sostuvo: “El Presidente está a disposición para hablar cuando ellos lo deseen”.

En línea con lo manifestado por el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, Cerruti aseguró que no es momento de discutir estadísticas de inseguridad, porque “está fuera de foco de lo que la gente siente”. Y en ese entonces deslizó una chicana a la gestión de Horacio Rodríguez Larreta: “Yo podría discutir y decir que la estadística de la inseguridad subió en la ciudad de Buenos Aires y en la Provincia no, pero nos parece que son datos estadísticos y no le estamos hablando a la gente. Lo que se necesita es que haya más seguridad, más prevención y obviamente la Justicia tiene que actuar y debe haber un trabajo conjunto”.

También lo criticó al mandatario capitalino por la confusión en la que incurrió esta semana cuando pidió un régimen especial para los menores entre 16 y 18 años que delinquen, algo que existe desde 1980. “El jefe de Gobierno de la Ciudad debería leer la ley penal juvenil. Los jóvenes de 16 años no es cierto que sean inimputables”, le aclaró Cerruti a Rodríguez Larreta. Es cierto que cuando estos adolescentes son castigados con penas mayores a dos años pueden estar privados de su libertad en institutos especializados o centros cerrados y comenzar a cumplir la pena en una cárcel cuando cumplen la mayoría de edad.

La portavoz admitió además que el Gobierno “comprende el problema de la inseguridad” y que las medidas son “insuficientes hasta que no esté resuelto”. En cuanto a ellas, destacó el envío de gendarmes a las provincias, el Operativo Terminales de Trenes Seguras y el plan Paradas Seguras, para los colectivos. “Vamos a seguir llevando adelante todo para terminar con el flagelo de la inseguridad”, se comprometió.

La previa para las legislativas y el día después

Mientras tanto, en el oficialismo se preparan para la jornada electoral del domingo, cuando pretenden al menos estrechar márgenes con Juntos por el Cambio luego de las PASO. Como ya se sabía, Cerruti confirmó la presencia de Fernández en el cierre de campaña que hará el oficialismo en Merlo esta tarde, pero mantuvo la incertidumbre por la llegada de la vicepresidenta Cristina Kirchner. “Lo hará o no de acuerdo a las indicaciones médicas”, expresó la portavoz en cuanto al postoperatorio que cursa la expresidenta luego de realizarse una histerectomía.

Asimismo, Cerruti evitó dar detalles sobre si seguirán los cambios en el Gabinete después de los comicios, como ocurrió tras las primarias, cuando la coalición oficialista atravesó su mayor crisis política. “El Gobierno es uno solo y no tiene alas más o menos racionales. Es una coalición y lleva adelante sus políticas en conjunto”, aseveró la funcionaria para intentar mostrar cohesión a unos pocos días de las legislativas.

Sin embargo, la incertidumbre por cómo quedará configurado el escenario económico y político continúa en pie y el dólar blue ayer perforó el techo de los 200, alcanzando así un máximo histórico de 205 pesos. “Con respecto al dólar blue, que es ilegal y se maneja con expectativas que no solo tienen que ver con la macroeconomía, esperamos que el lunes la Argentina siga siendo un país normal y a partir de ahí seguir gobernando en la segunda etapa del Gobierno y tener que hacer todo lo que tendríamos que haber hecho si no hubiéramos tenido la pandemia”, auguró Cerruti, que en la conferencia anterior había relativizado la escalada de la divisa extranjera.

Noticia en desarrollo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.