Profesores denuncian regreso confuso y riesgoso en BCS

·4  min de lectura

LA PAZ, BCS., septiembre 15 (EL UNIVERSAL).- Con incertidumbre, confusión, protestas, escasos insumos de higiene y con planteles aún sin agua potable, profesores de Baja California Sur regresaron a las aulas este miércoles.

De cara al inicio del ciclo escolar presencial que en BCS fue pospuesto para el 20 de septiembre, por los efectos del ciclón "Olaf", profesores fueron convocados de forma obligatoria para regresar a las aulas a programar el reinicio de clases y a la limpieza de planteles, lo que generó controversia y protestas en sectores del magisterio.

Este miércoles, docentes colocaron mantas en las oficinas de la Secretaría de Educación Pública en La Paz como protesta ante los lineamientos que anunció la titular, Alicia Meza Osuna, sobre el regreso a clases presenciales en donde consideraron se confunde y está orillando a mandar a los niños a las aulas.

Docentes entrevistados durante la protesta declararon que el planteamiento para el regreso a clases presenciales ha resultado confuso y ha generado inconformidades incluso en padres de familia, pues la secretaria de educación, luego de tomar protesta en el cargo -explicaron- dejó entrever que la prioridad de atención sería para los estudiantes en modalidad presencial y no habría responsabilidad para el seguimiento a aquellos niños cuyos padres decidieran la modalidad a distancia.

"Hubo muchas inquietudes de los padres de familia con quienes ya habíamos acordado la modalidad a distancia, pues entendieron que no los atenderíamos si no mandaban a sus hijos de forma presencial y esto no debe ser así. Nosotros no vamos a dejar a nuestros alumnos, tenemos un compromiso con ellos y con quienes deseen asistir, pero también las autoridades deben garantizar un regreso seguro", expuso Edna Higuera, representante de la Unión Magisterial de BCS.

La profesora añadió que las autoridades enviaron una circular en donde se obligaba a todos los docentes a presentarse de forma obligatoria a partir de este día para organizar el regreso a clases de los estudiantes, sin considerar la organización que ya habían tenido con padres de familia, ante los anuncios desde el Gobierno federal de que el regreso sería voluntario.

"No estamos en contra de volver, sino de que se respeten los acuerdos que ya teníamos con padres que muchos de ellos prefieren la modalidad a distancia, y sobre todo queremos se respete también el derecho que tienen nuestros niños a la salud", agregó.

Y es que refirió que se les entregaron apenas cinco bolsas de jabón en polvo, dos galones de cloro, 150 cubrebocas y un rastrillo para jardín, lo cual consideró insuficiente para todo el ciclo escolar.

El profesor Ignacio Campoy Navarro manifestó que la SEP en BCS cambió la instrucción federal de atender en dos modalidades y está incitando solo la forma presencial en medio de un contexto aún de riesgo, pues incluso denunció que no les han definido protocolos sanitarios como el aforo permitido según el número de alumnos.

"No estamos en contra de presentarnos, lo vamos a hacer, pero queremos que se respete los acuerdos que ya teníamos con padres y directivos. Hay muchas escuelas que no tienen internet y muchas que no están en condiciones, que no tienen agua, cableado. Queremos que se respete la voluntad de los padres de mandar o no a sus hijos", afirmó.

Los profesores pidieron al gobernador, Víctor Castro Cosío, que reconsideren las disposiciones y se aclare y se permita las dos modalidades, y no se imponga --afirmaron-- un regreso presencial para todos si no hay condiciones.

Entrevistada por EL UNIVERSAL, la titular de la SEP en BCS, Alicia Meza Osuna, señaló que el regreso presencial programado para el 20 de septiembre será voluntario para los niños y niñas, pero en el caso de los profesores deberán todos volver a las aulas, expuso.

En el caso de los alumnos que no acudan a clases presenciales y cuyos padres hayan decidido la modalidad a distancia, la funcionaria planteó la posibilidad de una "orientación y acompañamiento" de parte de los profesores junto con los programas del Gobierno federal, "pero la obligación son las clases presenciales", insistió.

La funcionaria añadió que se ha trabajado en la mejora de los espacios a fin de que estén listos para el 20 de septiembre y estimó que de un total de 588 planteles, al menos 300 estarían en condiciones, lo que significaría casi la mitad de ellos, al aplicarse una inversión de 60 millones de pesos para acondicionarlas; sin embargo, en cuanto a los insumos, sostuvo que serán los padres quienes se organicen para comprar el gel en las escuelas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.