Un profesor de química de Harvard es hallado culpable de ocultar vínculos con China

·4  min de lectura
El profesor Charles Lieber sale de un juzgado de Boston el 30 de enero 2020
Charles Krupa/AP

WASHINGTON.- Un profesor de química de la Universidad de Harvard fue condenado en un tribunal federal ayer por ocultar sus vínculos con China, lo que le dio un triunfo a la controvertida iniciativa del Departamento de Justicia norteamericano para abordar las acusaciones de “espionaje económico chino” en Estados Unidos.

Un tribunal de Boston declaró culpable al profesor Charles Lieber de dos cargos de mentir a las autoridades federales, dos cargos de falsificación de declaraciones de impuestos y dos cargos de no informar las finanzas extranjeras.

Lieber, expresidente del Departamento de Química de Harvard, había trabajado durante tres años como “científico estratégico” en la Universidad de Tecnología de Wuhan en China como parte del programa de reclutamiento “Mil talentos” de Pekín. Como parte de su contrato de 2012 a 2015, según una declaración jurada, la universidad de Wuhan le pagó a Lieber un salario de hasta 50.000 dólares por mes, 150.000 dólares en gastos de vida anuales y subvenciones de más de 1,5 millones de dólares para crear un laboratorio de investigación en la universidad china.

Un contrato chino lo describía como un “experto extranjero de alto nivel”, y en intercambios con funcionarios de la universidad en Wuhan, especificó cómo prefería recibir su salario: la mitad en dólares estadounidenses, “con el resto depositado” en moneda china en una cuenta bancaria, escribió en 2014, según la declaración jurada.

Lieber sale del juzgado, el 14 de diciembre pasado
Charles Krupa/AP


Lieber sale del juzgado, el 14 de diciembre pasado (Charles Krupa/AP/)

Pero en una entrevista con investigadores del Departamento de Defensa en su laboratorio en el campus de Harvard en 2018, según la declaración jurada, Lieber dijo que nunca le habían pedido que participara en el programa ”Mil talentos”, y que “no estaba seguro” de cómo lo categorizó China.

Lieber también engañó a Harvard para que hiciera declaraciones falsas a investigadores de los Institutos Nacionales de Salud sobre su participación en la universidad de Wuhan y el programa chino, alegaron los fiscales. Harvard, que colocó a Lieber en licencia administrativa paga después de su acusación en enero de 2020, no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Lieber había asegurado millones de dólares en fondos para Harvard, pero la universidad le soltó la mano cuando fue acusado, dijo su abogado defensor, Marc Mukasey, en los alegatos finales, informó el Boston Globe. Harvard y Lieber habían estado involucrados en una batalla legal separada por el argumento del profesor de que la universidad estaba obligada a pagar por su defensa en el juicio federal.

El Departamento de Justicia dice que el programa “Mil talentos” de China es una iniciativa diseñada para motivar a los expertos en investigación y desarrollo a “transmitir el conocimiento y la investigación que obtienen” en los Estados Unidos a China. La participación en el programa no es ilegal; más bien, los cargos de Lieber se centraron en sus declaraciones falsas y el ocultamiento relacionado con su participación.

Mukasey no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios en nombre de Lieber. Mukasey había argumentado en el tribunal que los fiscales federales carecían de pruebas para respaldar sus cargos y criticó su confianza en una entrevista “confusa” entre Lieber e investigadores federales después de su arresto, informó Reuters.

Lieber había dicho en la entrevista que participó en el programa chino no por el dinero, sino por una oportunidad de reconocimiento científico, según el Globe. “Todo científico quiere un premio Nobel”, dijo.

Aún no se ha fijado una fecha para la sentencia. Los cargos conllevan un tiempo de prisión combinado de hasta 13 años, aunque no está claro si Lieber, que tiene cáncer, enfrentará una sentencia máxima. Lieber tiene “una forma muy avanzada de linfoma”, dijo Mukasey en una conferencia de estado en marzo. “Su cuerpo se autodestruye”, dijo Mukasey.

En 2018, el Departamento de Justicia, entonces dirigido por el ex fiscal general Jeff Sessions bajo la administración Trump, lanzó lo que llamó la “Iniciativa China” para atacar las sospechas de “espionaje económico contra Estados Unidos”, dijo Sessions en ese momento.

La condena del martes de Lieber, nacido en Filadelfia, fue la primera victoria de alto perfil para la iniciativa, luego de una serie de casos desestimados.

Bajo la administración de Joe Biden, el esfuerzo ha continuado a pesar de las preocupaciones de los activistas de derechos civiles. Algunos académicos han argumentado que la iniciativa ha alimentado el miedo y ha tenido un efecto paralizador en las comunidades de investigadores.

La embajada china en Washington no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.